domingo, 10 de junio de 2012

Prometeo (Prometheus)


Año: 2012.
Género: Ciencia Ficción.
País: Estados Unidos.
Duración: 124 minutos.
Dirección: Riddley Scott.
Intérpretes: Noomi Rapace, Michael Fassbender, Charlize Theron, Guy Pearce, Idris Elba, Logan Marshall-Green, Sean Harris, Rafe Spall, Emun Elliot, Benedict Wong, Kate Dickie, Patrick Wilson.

 "Un equipo de exploradores descubre una pista sobre los orígenes de la Humanidad en la Tierra, lo cual los conduce a un emocionante viaje espacial a los rincones más recónditos del universo. Allí se librará una feroz batalla para salvar el futuro de la raza humana."

 Ridley Scott se tomó su tiempo, pero finalmente volvió a la ciencia ficción, el género que le abrió las puertas del estrellato y al cual no regresaba desde su ya clásica Blade Runner y, por supuesto, su icónica Alien. Mucho se dijo que Prometeo era una precuela a la saga xenomorfa, cuando el director se cansó de decir que no lo era. A pesar de contar con evidencias que comprobaban lo contrario, finalmente Ridley se saldó con la suya: si bien ocurre en el mismo Universo, Prometeo es una historia que corre en la misma línea de tiempo y guarda muchas resemblanzas con aquella saga pero que, en definitiva, evoca algunos interrogantes nunca respondidos, intenta clarificarlos un poco y reformula otros tantos.
 Mientras tanto, no pierde de vista su objetivo primordial: entretener y presentar una sci-fi con todos los condimentos necesarios para cumplir su cometido.

En una introducción inicial, que presenta una de las tantas (hermosas) locaciones en donde la película fue filmada, está la clave del misterio encerrado dentro del sugerente título del film; si se acuerdan del mito del semidiós Prometeo no les será difícil establecer las conexiones. Poco tiempo después, y a un ritmo acelerado, ya estamos en viaje por el espacio exterior, rumbo a lo desconocido, en donde todo el equipo de la nave Prometeo descubrirá si en verdad existe un Dios o fuimos creados por alguien o algo más.

 Al explorar una idea tan filosófica y religiosamente trascendental, el guión debía estar muy cuidado, y es uno de los aspectos en el que Prometeo puede llegar a raspar en el paladar del espectador; el guión del novato Jon Spaihts (duele un poco que tenga como referencia The Darkest Hour) y ayudado por Damon Lindelof (Lost) plantea ideas muy sugerentes y controversiales que juegan siempre con las creencias, la fé y la religión, pero le juega en contra que estas cuestiones se toquen muy superficialmente, sin ahondar mucho; tampoco sirve que la mayoría de la dimensionalidad de los personajes haya sido bastante pobre o se haya quedado en la sala de edición, porque uno no llega a generar demasiada cordiadidad con los personajes o las reacciones a diferentes situaciones se sienten forzadas y tontas como para sentir lástima, duda, o miedo por su situación.

 Choca el hecho de que, al haber sido planteada como una potencial trilogía, Prometeo permite ver un poco de luz sobre aquellos lugares oscuros que dejó la Alien original pero no responde fehacientemente a todos aquellas incógnitas que los fanáticos siempre quisieron ver resueltas; si se va con mucha expectativa a que todo sea contestado, Prometeo lastimará la sensibilidad de más de uno que haya esperado años por saber todo lo que nunca se supo. Por suerte, Ridley Scott sigue siendo un maestro narrador, y las dos horas de metraje transcurren ligeramente, incorporando tensión en las escenas más claustrofóbicas; el temor a lo desconocido sigue funcionando como factor de miedo, y Ridley sabe como utilizarlo a su favor.

 Y para presentar este nuevo relato de ciencia ficción y horror, que mejor idea que rodearse de talento joven y fresco para representar a una tripulación ávida de conocimientos y descubrimientos estelares. Al frente de la expedición se encuentra la ya ascendida Noomi Rapace como Elizabeth Shaw, una doctora/arqueóloga cuya búsqueda por aquello que creó a la Humanidad se contrastará gravemente con su fé en un Dios; digno prototipo de la Ripley de Sigourney Weaver, Ellie Shaw es un nuevo gran exponente del poderío femenino al frente de una película de acción. En menor medida pero importante igual es la participación de Charlize Theron como Meredith Vickers, una representante de la corporación Weyland (patrocinadora del viaje), una mujer fría y calculadora que hará lo posible para que la misión cumpla sus objetivos y, cuando todo salga mal, salir corriendo para salvar la vida propia. Dos mujeres muy diferentes y poderosas encuentran un contraste en el androide David de Michael Fassbender, lejos, el personaje más destacado de esta propuesta, ya que el objetivo de la misión se ve a través de otra lente en su persona, y las acciones de dicho personaje serán vitales para el desarrollo de la trama.
 El resto del elenco se presenta con solvencia, desde el joven Logan Marshall-Green, un siempre adecuado Idris Elba, un avejentado Guy Pearce y una tripulación que está compuesta mayormente de talento británico y escocés, como el duro Fifield de Sean Harris, el botánico Millburn de Rafe Spall, los pilotos Ravel y Chance de Benedict Wong y Emun Elliot, y la terapeuta Ford de Kate Dickie, la cual posee un acento extremadanete hilarante y adictivo.

 Y si la historia, la trama y los personajes no te han convencido hasta ahora, el apartado técnico y visual de Prometeo lo harán. Sencillamente, la película es uno de los blockbusters mejor pensados de la temporada, con locaciones espectaculares filmadas en escenarios naturales de Islandia. Y por si eso fuera poco, el diseño de producción creó los sets de filmación al completo; poco uso de efectos computarizados fueron utilizados y hasta se recurrió a los siempre efectivos efectos prácticos para todas las criaturas y otras delicias sangrientas. Ridley sabe como trabajar y técnicamente Prometeo es insuperable. En cuestiones de 3D, la película ofrece un efecto deprofundidad pocas veces visto creado con tanta precisión (como en Avatar o Hugo); en ciertas imágenes holográficas en donde más se nota este recurso, que funciona muy pero muy bien en esta aventura espacial.

 Puede que Prometeo sea una decepción para todos aquellos que han esperado fervientemente respuestas, pero para aquellos otros que no hayan desesperado en el camino les espera una sólida entrada a la ciencia ficción, con un guión algo brusco, pero con una dirección y un elenco estupendos. La saga Alien vuelve a tener el buen renombre que se merecía.


 Calificación: A-

5 comentarios:

Catherine dijo...

Ya he visto que lo mejor con esta película es no tener expectativas muy altas, la mayoría de las personas la quieren ver como la segunda venida de Jesús y por eso han salido tan decepcionados. Cuando llegue a mi ciudad voy a verla con esperanzas normales.

SeñorO dijo...

Yo la vi con el 0% de mis expectativas; solo vi un tráiler y me mantuve alejado de reseñas, imágenes y clips, y vaya que me sorprendió esta película.

Sir Laguna dijo...

Yo soy fanático obsesivo de ALIEN y... ME ENCANTÓ!!! yo no esperaba respuestas a nada, la verdad, solo quería v er mas del mismo universo y resulte muy satisfecho.

El film tiene sus defectos, pero ya hablaré de eso en mi propia reseña.

Por cierto, que buena se ha puesto la Señorita Salander. XD.

Lunatika dijo...

Ohh una obra maestra, POR DIOS! Me encanto!

Hablando mas objetivamente, creo que a esta película la mato un poco la publicidad que se le dio. Por eso esta lleno de reviews que la califican de mala porque el guion no explica nada según ellos.

Me encontré con que muy poca gente sabe que es una especie de "proto-precuela" de Alien, y mucho menos se dan la idea de que se desarrolla en un universo similar. Me molesto mucho ir a verla al cine y que la gente salga sin entender nada y que encima comente cosas como "se re copiaron de Alien" :/

Creo que la idea de la película era explicar un poco el origen de Alien, siguiendo el Mcguffin de "el origen del hombre". Para mi cumplió con lo que prometió.

Lucksaw dijo...

Luna, tenés mucha razón, mucha gente o no sabía nada de nada, o esperaba una PRECUELA con todas las letras de 'Alien'.
Yo entré al cine sabiendo que me iba a encontrar y me encontré con una historia dentro del mismo Universo que contesta ciertas cosas (y deja abiertos varios interrogantes para otra oportunidad) y tambien sirve como una pelicula standalone de ciencia ficción impecable, más allá de todos aquellos que le quieren encontrar la quinta pata al gato con el guión y sus plotholes.