viernes, 2 de septiembre de 2011

Destino Final 5 (Final Destination 5)

Año: 2011.
Género: Horror.
País: Estados Unidos.
Duración: 95 minutos.
Dirección: Steve Quale.
Intérpretes:Nicholas D'Agosto, Emma Bell, Miles Fisher, David Koechner, Arlen Escarpeta, Tony Todd, Jacqueline MacInnes Wood, Ellen Wroe, P.J. Byrne, Courtney B. Vance.

"La Muerte está más omnipresente que nunca, mostrando su amenazadora realidad a un grupo de empleados que se dirigen a un campamento organizado por la empresa donde trabajan. Durante el viaje en autobús, Sam tiene una premonición en la que él, varios de sus amigos y muchas otras personas morirán en el derrumbe de un puente. Rápidamente, todo comienza a coincidir con la visión de Sam, y él trata desesperadamente de alejar del desastre a sus compañeros entre los que se encuentran su novia Molly y su amigo Peter, antes que la Muerte los reclame. Pero el destino de esos seres inocentes no es sobrevivir. En una aterradora carrera contra el tiempo, este grupo de amigos marcado por la fatalidad tratará de encontrar la manera de escapar de los siniestros designios de la Muerte"

 Tras el fatal recibimiento de la cuarta y supuesta entrega final de la saga, el dinero habla y con $186 millones mundiales a su espalda, El Destino Final (leer reseña aquí) resultó la más taquillera de todas, eso si contamos la tecnología 3D que le agregó un poco de salsa al asunto. Dos años después (el salto de tiempo menos dramático durante las películas - cada 3 años, excepto ésta y la anterior -) la quinta entrega de la letalmente divertida saga llega a los cines, con muchas promesas, mucho potencial y varias escenas que, ya desde los avances, hacen a uno retorcerse de dolor. ¿Se han cumplido esas promesas? Veamos...

 Sam Lawton trabaja para la empresa Presage (Presagio en la traducción, un detalle de más) y se encuentra de camino a un retiro corporativo con sus compañeros de oficina y su novia Molly, a punto de convertirse en su ex. Cruzando un enorme puente colgante, Sam comienza a sentirse incómodo, y pequeños augururios le hacen saber que algo anda mal... Por supuesto, momentos después el puente comenzará a colapsar y la siempre fabulosa y caótica escena inicial dará comienzo a la carnicería, eliminando prominentemente a los miembros de Presage en variopintas maneras que dejarán a más de uno con la boca abierta.

 Sencillamente, el desplome del puente es la premonición más larga de toda la saga, aparte de estar al mismo nivel de sensacional que el accidente en la autopista de la segunda (aunque me parece mejor incluso éste, sumado a mi favorito personal, la montaña rusa en la tercera) y realmente lo deja a uno con un nivel de nerviosismo total, aunque sabemos que todos mueren (bueno, hay un pequeño giro...) Los efectos están espectaculares y conforman lo que es EL momento de la película.

 Cuando decían que la película volvería a las raíces de la primera entrega, no nos mentían (tanto). Luego de la premonición y la reacción de los supervivientes para con el visionario, de inmediato se nos introduce a un detective que pretende encontrarle una respuesta a todo, la típica escena del funeral y la seguidilla de muertes misteriosas hasta que el patrón de la muerte se revela y los que quedan intentan superarlo.

Digo que no nos mentían porque el guión de Eric Heisserer (que se dio a conocer con la sobria remake de Pesadilla en la calle Elm) realmente nos devuelve al estado de ansiedad que la primera entrega destilaba, agregándole más dimensiones a los sobrevivientes, más humanismo, que los hace más interesantes. Al rebuscarse más con las muertes, Eric se valió de varios miedos como someterse a una cirugía láser oftalmológica, a una sesión de acupuntura ó a una sesión de gimnasia rítmica: cada nuevo escenario va a dejar al espectador marcado de por vida con un '¿Y si me pasa esto...?  Puede molestar un poco el hecho de que un par de personajes funcionan como el alivio cómico, y por eso Destino Final 5 se ve por momentos como una comedia negra, en lugar de ser una película de suspenso y horror que te tenga sin respirar en sus 90 minutos de metraje. Heisserer, por otro lado, le dio un par de vueltas de tuerca al guión a la vez que suguió con el camino marcado en la saga, y es por eso que hace a esta entrega tan precisa, concisa y divertida. Tales giros en el guión, como una nueva regla para vencer a la Muerte y un final para el infarto hacen que la quinta entrega se diferencia de las demás y sobresalga bastante; Eric Heisserer tiene en sus manos el guión de la próxima precuela de The Thing, que no puedo esperar a verla tras ver el estupendo trabajo que realizó acá.

Dentro del elenco, que se maneja muy bien y dentro de los canones esperados, Nicholas D'Agosto cumple perfectamente el papel de mesías que salva a todo el mundo, mientras que su contrapartida femenina Emma Bell lo acompaña sobriamente. El resto no hace aguas para nada, si le sumamos al sombrío Miles Fisher (estrellita de Hollywood en potencia), los cómicos papeles de David Koechner y P.J. Byrnes (éste último sacándole carcajadas a toda la audiencia en todo momento) el minón de turno en Jacqueline MacInnes Wood y el esperado y misterioso regreso de Tony Todd a la saga como William Bludworth, que genera escalofríos cada vez que aparece en pantalla.

Con respecto al director, Steven Quale no ostenta ser el protegido de James Cameron ni por casualidad: desde una escena inicial en la que nos tiran con toda la artillería pesada le da pasa a la siniestra premonición excelentemente filmada, y a una y otra escena de muerte tan tensa como la anterior. El muchacho sabe como construir el suspenso, y cada escena te tiene al borde al asiento más que la anterior... Un rotundo aplauso para Steven, que espero, siga el mismo camino y nos brinde más 3D de este tipo (por el tiempo que dure, claro)

Tengo que destacar también la potente banda sonora a cargo de Brian Tyler, que no es ningún desconocido a la saga tras tomar la batuta luego de la triste partida de Shirley Walker. Tyler creó una nueva melodía para esta quinta entrega bastante ominosa y que está presente a cada rato(escuchen mi pieza favorita en este link); la verdad que cierra un combo estupendo, casi como la alineación de los planetas.

Destino Final 5 ha sufrido el mismo destino (sic) en taquilla que le correspondió a El Juego del Miedo 6: ambas son excelentes secuelas a una saga moribunda que la gente prefirió no ver en cines, y muy mal ha hecho. No sólo es un excelente divertimento en 3D (uno de los mejores ejemplos en lo que va del año) sino que ha vuelto a la saga a una glorisa forma, tal vez para el final posible de la saga. No se podía despedir de mejor manera.


Calificación: A-