sábado, 7 de mayo de 2011

Rápidos y Furiosos: 5in Control (Fast Five)

Año: 2011
Género: Acción.
País: Estados Unidos.
Duración: 130 minutos.
Dirección: Justin Lin.
Intérpretes: Vin Diesel, Paul Walker,  Jordana Brewster, Dwayne Johnson, Tyrese Gibson, Chris 'Ludacris' Bridges, Sung Kang, Elsa Pataki, Gal Gadot, Tego Calderón, Don Omar, Joaquim de Almeida.

"Desde que Brian y Mia Toretto ayudaron a Dom a escapar a la custodia, han estado traspasando fronteras para eludir a la autoridad. Ahora, escondidos en los confines de Río de Janeiro, deberán completar un último trabajo para ganar su libertad. 
 Mientras reúnen a un equipo de los mejores corredores del mundo, los aliados descubren que la única chance que tienen de liberarse implicará enfrentarse a un empresario corrupto que quiere verlos muertos. Y no es el único con este objetivo. El aplicado agente federal Luke Hobbs nunca pierde un objetivo. Cuando se le encomienda la misión de rastrear a Dom y Brian, él y su equipo delinean un plan súper agresivo para atraparlos. Mientras sus hombres registran todo Brasil, Hobbs descubre que no puede distinguir a los buenos de los malos. Deberá confiar en su instinto para acorralar a su presa…antes de que otro enemigo se le adelante y termine con ella."

Para ser sincero, no soy un hombre de la saga Rápido y Furioso, por las mismas razones que a muchos atrae este producto, a mí me generaba rechazo absoluto. De la primera entrega, vi poco y nada, de la segunda, la primera escena de la carrera, casi nada de la tercera entrega, y lo mismo va para la cuarta, para que vean hasta que nivel le tenía poco aviso a la saga.
 Hasta que llegó la quinta entrega de una serie que, pensaba, no podía seguir agregando cosas para reinventarse. Puede sonar hipócrita, ya que me vi (casi) todas las del Juego del Miedo en cines y nunca pudieron salir de ese pozo que se crearon los guionistas y sucesivos directores.
 Sonará totalmente extraño que salga esto de mi boca, y hasta yo mismo no me lo puedo creer, pero realmente, Rápidos y Furiosos 5 es, lejos la mejor película de la serie al momento. Y no miento cuando digo que cada elemento cayó en su lugar y la película resulta un combo demoledor.

La película no desperdicia ni un segundo, y tras un brevísimo recap de lo que sucedió en el capítulo anterior, la acción comienza con un choque sincronizado haciendo que Dom Toretto, el personaje de Vin Diesel, escape planeado por su hermana Mia y el novio de ésta y amigo de Dom, Brian (quien definitivamente ya está del otro lado de la Ley) Y eso es lo bueno y entretenido de esta quinta parte: todo es persecución, ya sea a pie o en autos, camiones o todo lo que and y tenga ruedas, hay muy pocos momentos en los que la acción deja un lugar para el respiro, y encima en esos momentos también se siente un poco de tensión (tomar como referencia la escena de coordinación con los autos y las cámaras en la estación de policía.

Todo eso se lo debemos al director Justin Lin, quién no tuvo un buen comienzo con la tercera entrega, subió de nivel en la segunda y con Rápidos y Furiosos 5, redobló la apuesta y tiró toda la carne al asador. No es de casualidad que muchos detalles suenen azarosos, directamente el tipo sabe lo que hace, y de ser obvia las próximas secuelas, de seguro veremos más de su trabajo en pantalla. Últimamente se lo está comparando con Michael Bay, y tranquilamente le puede sacar el puesto, porque en varias persecuciones le pasa el trapo al pseudo Rey del cine de Acción. Cada escena contiene más adrenalina que la siguiente, y todo culmina con la anunciada carrera con una caja fuerte a cuestas por las calles de Rio De Janeiro. La cantidad de ángulos posibles que presenta Lin son maravillosas, y si encima tenemos en cuenta que NO es una película en 3D, hay que darle más créditos aún.

Detalle importantísimo si los hay, el elenco sigue intacto (aunque en algunas secuelas alguno que otro ha faltado) y se siente, se percibe una especie de reunión de amigos que incluso atraviesa la pantalla y te hace sonreír más de una vez. Verdad, el elenco no brilla por sus actuaciones, el guión no es muy difícil de seguir y adivinar sus vueltas de tuerca, y en algunos momentos dejan que desear, pero ya que te transporten a su propio mundo de camaredería es suficiente. Un monumento, por supuesto, al productor que se le ocurrió mezclar a Vin Diesel y a The Rock juntos en una película; fácil, uno de los momentos más esperados por el común espectador de la función fue el encontronazo entre estas dos moles del cine de acción moderno. Un lujo.

La pareja de Paul Walker y Jordana Brewster sigue igual (corrida entre las favelas de Rio saltando de un edificio a otro de por medio), el regreso de viejos conocidos como Ludacris y Tyrese Gibson (estuvieron en la 2da parte)y Sung Kang sirven como alivio cómico, si sumamos también la aparición de estrellas del reggaetón como Tego Calderón y Don Omar, quien salieron bastante bien parados en esta incursión al cine. Los eye candies femeninos en este caso vienen de parte de la ibérica Elsa Pataky y la israelí Gal Gadot; aunque al principio pueda parecer que las dos están acartonadas en la trama de la película, un vistazo hacia atrás me hace ver que las dos tienen papeles interesantes y listo. En una sexta película, una de las damas tendrá una situación algo espinada, creo, en vista de la inesperada sorpresa tras los créditos.
Un par de detalles que, veo, me dejaron la boca cerrada en esta entrega, fueron la música y el guión. Sabemos, sí, que Bryan Tyler es un creador de música especialmente para grandes películas explosivas (entre sus créditos, las últimas Battle: Los Angeles y The Expendables) y una vez más no decepcionó en absoluto; el punto al que iba era que desde la anterior entrega, les estaba gustando poner canciones reggaetoneras en sus soundtracks, y realmente me volaban la cabeza: todo cambia, si, y la sonrisa inexplicable que tuve cuando empezó a sonar Danza Kuduro me duró hasta que salí de la sala. Falta mucho para que termine el año, pero ESE momento en particular es la escena feel good del año.
 El otro detalle es el guión de Chris Morgan. No me gustó ni una pizca de lo que hizo en Wanted, pero en esta entrega, creo que logró combinar la típica película de autos veloces que tanto hizo famosa a la saga con una trama potable de robos audaces. La combinación, a simple vista, funcionó perfectamente y éste sería el camino a seguir de acá en adelante.

Rápidos y Furiosos 5 es un espectáculo de acción pura y dura, con coches alucinantes y proezas inimaginables entre tanto hierro retorcido, nitro y carreras acá y allá. Sin lugar a dudas, la saga ha llegado a un nuevo nivel, mucho mejor que la primera entrega, y con eso digo todo.


Calificación: A-

3 comentarios:

Carolina Pardo Delgado dijo...

Hola!!! Al parecer hemos posteado el mismo día. Al igual que tu me ha encantado esta versión, con diferencia que yo he sido una fiel seguidora de la misma. Amé todas y cada una de ellas, que gracias a Lin le dio un giro más vertiginoso a la acción como buen Taiwanés!

Me gustaría que vieras mi reseña igualmente,

http://carolinapardodelgado.blogspot.com/2011/05/fast-five.html

abrazoos gigantes!!!

Sam_Loomis dijo...

Pues al parecer ésta 5ta parte parece ser de lo mejor, generado una oleada de críticas bastante positivas y haciendo más y más dinero en la taquilla internacional. Bien por eso, que una 5ta parte salga tan bien, es algo digno de reconcerse. Yo soy un ávido fan de la saga de Fast & Furious desde la primer cinta y espero echarle un vistazo a ésta lo antes posible.

¡Saludos!

H dijo...

es la mejor de toda la saga la mas entretenida
la q aun no vi a es scream debo hacerlo!!
Salutes desde SCI TERROR
H