sábado, 1 de enero de 2011

Los hombres que no amaban a las mujeres (Män som hatar kvinnor)

Conocida también como 'La chica con el tatuaje del dragón'

Año: 2009.
Género: Suspenso.
País: Suecia - Dinamarca - Alemania - Noruega.
Duración: 152 minutos.
Dirección: Niels Arden Oplev.
Intérpretes: Noomi Rapace, Michael Nyqvist, Lena Endre, Sven-Bertil Taube, Peter Haber, Peter Andersson.

"Hace 40 años, Harriet Vanger desapareció de una reunión familiar en la isla, que pertenece y es habitada, por el poderoso clan Vanger. Su cuerpo nunca se encontró, sin embargo su tío está convencido de que fue asesinada y de que el asesino es un miembro de su propia familia, una familia unida y a la vez disfuncional.
Contrata entonces a Mikael Blomkvist, periodista caído en desgracia y a la tatuada y salvaje hacker informática Lisbeth Salander para investigar el caso. Será, cuando la pareja relaciona la desaparición con un número de grotescos asesinatos de hace cuarenta años, que comiencen a desentrañar una oscura y horrible historia familiar. Pero los Vanger son una familia reservada, y Blomkvist y Salander están a punto de averiguar lo lejos que están dispuestos a llegar para protegerse."

 Ni soñando Hollywood podría hacer una versión tan cruda, violenta y audaz de la novela de Stieg Larsson, al menos no una versión tan fiel y demoledora como la adaptación sueca; es verdad que David Fincher está filmando esta versión que les menciono, y si llega a hacer una versión a la par de esta casi perfecta película sueca, me saco el sombrero imaginario, y reverencio al Hollywood que creí perdido.

 Millennium es una de las trilogías literarias más importantes de la década, y el hecho de que su autor muriera tristemente antes de ver el éxito mundial que tuvo su obra, la eleva a un podio superior (comparen el mismo caso que sucedió a la muerte de Heath Ledger y su memorable Joker) Lo curioso es que, mas allá de una trama de suspenso que involucra un misterio que lleva casi cuarenta años escondido y resulta intrigante la investigación y posterior resolvimiento, una de las protagonistas principales tiene tanto bagaje emocional, y está tan bien construída desde sus diferentes capas que es casi imposible no amarla. En un principio, la historia del crimen (que involucra crímenes atroces en contra de mujeres - al igual que la novela- ) no conecta hasta la mitad de la película con la peculiar Lisbeth Salander, pero cuando lo hace, hay más de una conexión con la violencia hacia las mujeres y su propia historia. Lisbeth es una persona más que cerrada, es desconfiada, pero a su vez es especialmente inteligente (tiene memoria fotográfica) y una habilidosa hacker, además de otras actitudes que se van descubriendo de a poco.

Con una duración promedio de dos horas y media, este efectivo thriller progresa paso a paso mientras la investigación del periodista Mikael Blomkvist avanza, descubriendo los secretos de la ancestral familia Vanger, cuyos parientes se asemejan bastante a icebergs vivientes. La colaboración con Lisbeth Salander será vital, y la relación que surge entre ellos es más que interesante (un punto álgido en el film) y todo se nota en la química que tienen Noomi Rapace y Michael Nyqvist: la primera por ser una presencia magnética en pantalla, y por representar un papel totalmente atípico y jugado en el cine (una escena de violencia sexual en particular que la involucra es una de las escenas más incómodas filmadas hasta la fecha) mientras que el segundo es un complemento pasivo que le aporta un nuevo matiz al personaje de Lisbeth.

 Siendo un ávido fanático de todos los libros, admito que esta adaptación es una versión muy cercana al libro, aunque severos detalles han sido dejados afuera, en especial uno que involucra el final de la película y que ha dejado a muchos espectadores a la deriva sobre la cambiante personalidad que representa Lisbeth Salander; la conclusión estaba mucho mejor explicada en el libro, aunque la escena final de la película se ha convertido en una de mis favoritas. No se niega que el director Niels Arden Oplev hizo un meticuloso trabajo en adaptar cada escenario para corporizarlo correctamente, y la isla de la familia Vanger, cada casa y la oscuridad de Estocolmo están magníficamente representados.
 Niels Arden Oplev tampoco se queda atrás mientras construye escenas repletas de tensión y acción de vez en cuando; no es que sea un thriller de acción ni mucho menos, es todo sobre los personajes y sus miserias así que la acción está mas que justificada llegando al final del metraje.

El arreglo musical realizado por Jacob Groth se justifica con tonadas sutiles que provocan más de un escalofrío y aporta una atmósfera más que lograda al misterio recurrente del film.

No es la perfecta adaptación que uno tiene siempre en mente, pero por todos los méritos logrados por esta realización europea, vale la pena revivir las aventuras de Lisbeth y Mikael en la pantalla grande. Noomi Rapace, camino a convertise en la joya europea de la década.


Calificación:A

2 comentarios:

Lunatika dijo...

Para mí es brillante, tanto la primer película como la primera novela.
No leí los dos libros restantes pero si vi las películas y también me gustaron mucho, pero ninguna tanto como la primera.

Buena reseña :)

MM Martin Morales dijo...

Para mi la mejor es la primera,
Un saludo Luck, y feliz año