viernes, 3 de diciembre de 2010

La Reunión del Diablo (Devil)

 Conocida también como 'Demonio', 'Diablo' y 'La Trampa del Mal'

Año: 2010
Género: Suspenso/ Horror.
País: Estados Unidos.
Duración: 80 minutos.
Dirección: John Erick Dowdle
Intérpretes: Chris Messina, Logan Marshall-Green, Bojana Novakovic, Geoffrey Arend, Jenny O'Hara, Bokeem Woodbine, Matt Craven, Jacob Vargas.


 "Cinco extraños quedan misteriosamente atrapados en un ascensor. Luego de algunos cortes de luz, extrañas cosas empezarán a ocurrirles y descubrirán que uno de ellos no es quién parece ser. Mientras el Detective Bowden juega una carrera contrarreloj para rescatarlos, uno a uno las personas dentro del elevador irán muriendo misteriosamente..."

La sola mención de M. Night Shyalaman por sí sola produce un efecto similar al que ocurrió cuando Moisés abrió las aguas del río: o lo amás o lo odías, pero muy pocos pueden quedar en el medio, sopesando cada película por el valor que tienen. Cuando ese nombrado director puso en marcha la idea de Las Crónicas de Night, y ya tras ver el nombre del director en los créditos, muchos bufaron gracias a la mala impresión que dejó en su última película, The Happening. Pero, y ocurre un caso extraño, Shyamalan se abstuvo de escribir y de hasta dirigir la siguiente Devil, dejando sólo un rastro de tintes shyamalianos en el arco argumental de la trama que toma lugar en Devil, así que sorpresivamente la película resulta mucho mejor de lo que uno se esperaba.

Entonces, ¿que nos encontramos en los escasos 80 minutos que nos ofrece Devil? Al grupo de cinco personas atrapadas por coincidencia (o no) en el reducido espacio de un ascensor, mientras que el equipo de seguridad del edificio y la policía intenta infructuosamente acudir en su rescate.
 Si uno pensaba que la película sería aburrida por tomar lugar siempre en el ascensor, estaban equivocados. El guión de Brian Nelson (Hard Candy, 30 Days of Night) se ocupa de enfocarse en los cinco víctimas, pero también recurre en su dinámica a la investigación policial que tiene lugar al mismo tiempo que el desperfecto en el ascensor, logrando un efecto de transición bastante aceitado entre un espacio y el otro, complementando la información y aportándole energía a la trama. Esta situación, en conclusión, no hace entrar al espectador en el aburrimiento, y termina justo cuando tiene que terminar.

 El título de la película, mal que mal, expresa que estamos ante una película de horror, y eso es un error. Tiene, sí, momentos típicos del género, pero se desarrolla como un thriller fantástico que como otra cosa; los sustos están más que justificados y un efecto de sonido puede surtir efecto tanto o más que una imagen, aparte de que estos sustos son bastante orgánicos y, en consecuencia, naturales. El guión y la historia entonces son muy buenas, con la excepción del cliché 'mexicano religioso' y el siempre recurrente tema de la religiosidad y creencias en las películas de M. Night.


John Erick Dowdle, el director, tiene pocas películas en su haber (la inédita The Poughkeepsie Tapes y la remake de [REC], Quarantine) y se encuentra en Devil con un proyecto azaroso por el escenario en el que transcurre (mayormente) la acción: tiene que utilizar a cinco actores en un claustro reducido, y las tomas y posiciones que logra tomar dentro del ascensor son magníficas - deben haber llevado tiempo y esfuerzo, pero Dowdle le sacó jugo a la siutación, y a su elenco, que interpretan más que correctamente (destaco a la señorita Novakovic y a Chris Messina, realmente muy buenos) aunque de vez en cuando se les escapa alguna que otra desincronización mal vista, pero en general el balance es positivo. La proeza de Dowdle aumenta cuando los cuerpos se empiecen a apilar (porque no todos van a sobrevivir, claro, si es que alguno lo hace ;) y el espacio dentro del ascensor sea más opresivo y reducido, jugando todo el tiempo con las luces, los ruidos,etc, es genial lo mucho que uno puede hacer con tan poco.

Incluso hasta los créditos iniciales tienen una hipnótica toma en el que la cámara recorre al revés un plano extenso de la ciudad: eso no se ve todos los días. Y la banda de sonido, a cargo de Fernando Velázquez (?) nutre a las imágenes de varias vibras de suspenso bien aderezadas.

 Devil es una de suspenso/misterio sobrenatural más que interesante, con un planteo no muy original pero realmente bien llevado, atrapantey muy curiosa. Se deja ver.


Calificación: B