miércoles, 10 de marzo de 2010

Splinter

Conocida también como 'Descuartizados' ó 'Está dentro de ti'

Año: 2008.
Género: Horror.
País: Estados Unidos.
Duración: 82 minutos.
Dirección: Toby Wilkins.
Intérpretes: Shea Whigham, Jill Wagner, Paulo Constanzo, Rachel Kerbs.

"Una joven pareja se a retirado a la naturaleza para un romántico camping de fin de semana, pero el viaje se convierte en una pesadilla cuando son secuestrados por un convicto y su novia. Unidos por casualidad, nada les hace sospechar del espantoso horror que les espera a las parejas en una remota y aislada estación de servicio."

Aunque nada original, 'Splinter' es una interesante propuesta del subgénero monster movie de bajo presupuesto, que apela a una mirada propiamente austera en su escenario, pero que no duda en poner la acción y la tensión por delante cuando tiene la oportunidad.

Situada en el simple escenario de una gasolinera, el grupo de personas involucradas se las tendrá que ver con una criatura de pesadilla que tiene un comportamiento nada alejado a lo que un virus se asemeja.
Su simplicidad de concepto hace que no se enrede en su trama por mucho tiempo y deje más espacio a la violencia y el gore, que acá no faltan. Para ser relativamente corta, cada escena se desarrolla a voluntad y el ritmo no decae en ningún momento, gracias a un par de personajes simples en su planteo pero que a la larga tienen algo que contar, en especial el convicto.

Lo mejor de todo es el diseño de la criatura atacante, un tanto cheesy pero que a la hora de embestir contra sus presas no tiene reparos en utilizar todo a su favor, es decir, el cuerpo de sus huéspedes como armas o vehículos de movimiento. La manera de quebrar, triturar o girar en ángulos imposibles los cuerpos es fascinante.

Ahora sí, las quejas, y vienen varias.
Por empezar, y aunque el elenco esté mayormente correcto, hay escenas que dan lástima por lo mal llevadas que están por sus protagonistas. El antihéroe al perder a su novia pega un grito lastimero muy pero muy malo, aunque luego se encamina y termina siendo el mejor entre todos. El personaje de Jill está muy correcto, tiene sus momentos, pero su acompañante, Paulo Constanzo, está terrible: ni una situación en la que está envuelto es creíble sino sosa y burda, un punto altamente negativo que arrastra un poco el efecto de los demás.

Por otro lado, el concepto de la criatura está muy bien realizado ( aunque tiene un detalle increíblemente parecido a 'Las Ruinas', tanto el libro como la película, ambos estrenados antes de Splinter) pero desafortunadamente queda un poco en el olvido por el horrible manejo de cámaras que utiliza el director Toby Wilkins.

Aquellos que se quejaban del movimiento de cámara en [REC] acá se van a morir, ya que la cámara parece no parar de agitarse, apenas se enfoca en el monstruo y difícilmente se puede percibir lo que pasa. Un detalle tan garrafal como éste deja entrever que los creadores no quisieron que su criatura sea totalmente visible, ¿tendrá fallas en sus efectos prácticos?

Gracias al sencillo y aterrador argumento que posee es que 'Splinter' resulta entretenida y correcta, ya que tiene muchas otras falencias que la hacen decaer bastante aunque si diseño sea austero y no recurra al malhadado CGI de estos días.



Calificación: B-.