sábado, 16 de enero de 2010

Sherlock Holmes

Año: 2009.
Género: Acción, Aventuras, Suspenso.
País: Estados Unidos.
Duración: 128 minutos.
Dirección: Gut Ritchie.
Intérpretes: Robert Downey Jr., Jude Law, Rachel McAdams, Mark Strong, Kelly Reilly.

"El legendario detective Sherlock Holmes y su incondicional compañero Watson, un doctor y veterano de guerra, estarán frente a su más reciente desafío. Mostrando aptitudes de combate tan mortales como su legendario intelecto, Holmes luchará como nunca antes para derribar a su nuevo Némesis, el misterioso Lord Blackwood y desenmascarar un complot infalible que podría destruir al país."

Disfrutar totalmente el espectáculo que ha creado Guy Ritchie de Sherlock Holmes es olvidarse por un rato del verdadero personaje de literatura de Sir Arthur Conan Doyle, y no compararlos, ya que son extremadamente diferentes aunque conserven cualidades similares: si bien el personaje de papel y tinta era un detective con capacidades deductivas asombrosas y por encima de todo un señorito inglés, en la versión animada veremos como se enfrenta a un sinfín de peligros para resolver sus casos, y si eso significa entrar en incontables peleas aún en las más adversas condiciones, bienvenido sea. También lo veremos ser una persona terriblemente desordenada y extraña en cuanto a su desenvolvimiento con la sociedad, y su completa falta de respeto, sumado su predilección por las bebidas alcohólicas.

Salvando las licencias creativas que se tomaron para le personaje de Holmes y el del doctor Watson, esta vez un delgado doctor ex combatiente, la historia es totalmente fiel a las que escribía Conan Doyle, excepto por la grandilocuencia impresa a raíz de impresionar al público últimamente. El gran misterio que envuelve al villano principal es un gran destello a las historias de suspenso de aquellos años gloriosos en los que no todo es tan fácil como parece. Si hay algo que reprocharle, es que se vuelva muy confusa a ratos, pero en el final la historia se redime explicando apropiadamente el susodicho entresijo sobrenatural de forma impecable.

A diferencia de lo que se anunciaba como una aventura de acción trepidante en los avances, el film retrata una gran historia de suspenso con un pacing absolutamente encomiable por no aburrir en ningún momento aunque se vuelve pesada a ratos; no es mi caso, y mientras intentaba seguir de cerca todas las pistas al alcance de la mano, disfruté con las escenas de acción que preparó excelentemente Guy Ritchie en su mejor película desde 'Snatch', inclusive me atrevo a decir, superándola. Por supuesto, tiene su toque personal, aquel movimiento de cámaras sensacional del que hace uso siempre y termina dándole un toque de distinción adicional, más si tenemos en cuenta el cuidado retrato de una hermosa Londres en crecimiento de finales de 1800.

Robert Downey Jr. es nuevamente el alma de la película. Si ya consiguió robarse el personaje de Iron Man años atrás y regresa por más este año, en la piel de este nuevo y bohemio Holmes consigue meterse en el bolsillo al público con una interpretación magistral en cada aspecto, cada situación, cada gesto que hace, en todo. Creo que si una película megataquillera quiere tener éxito, debería tener a Downey Jr. al frente. El caso de su acompañante es similar, teniendo en compañia a un destacado Jude Law con el que la química funciona a la perfección; el también tiene su lado gris, diríamos, con un pasado como apostador y algo mujeriego. He caído también, como cierto público, en creer que los personajes tenían una historia juntos, pero es que la relación es tan cercana a la hermandad que genera una dimensión nueva para observarlos a ambos.

Sumado a estas dos estrellas se encuentran Rachel McAdams como Irene Adler, un personaje fememino cautivador que tiene una historia de largo rato con Holmes, una ida y vuelta que los vuelve locos a ambos, aparte de tener serias aptitudes para el engaño y para la defensa personal; Mark Strong como el severo villano Henry Blackwood es muy convincente y su cara los transmite todo, algo así como el papel de Kelly Reilly como la enamorada de Watson- en el futuro de la saga, espero que se convierta en un personaje de más pantalla ya que me resultó hermosa.

Es una suerte que 'Sherlock Holmes' le haya gustado la público tanto como para estar ya preparando una secuela y por qué no, una saga entera; el personaje lo merece, nosotros merecemos un producto así de cuidado y además, la puerta abierta dejada es increíblemente atractiva. Una de las mejores película de Richie, sin duda alguna.



Calificación: A-.