jueves, 21 de enero de 2010

Caso 39 (Case 39)

Año: 2007.
Género: Suspenso.

País: Estados Unidos - Canadá.

Duración: 109 minutos.

Dirección: Christian Alvart.

Intérpretes: Renée Zellweger, Jodelle Ferland, Ian McShane, Bradley Cooper, Kallum Keith Rennie, Kerry O'Malley, Adrian Lester.

"Emily Jenkins es una consagrada trabajadora social especializada en problemas familiares que ha visto todo tipo de horrores domésticos, mentiras, negligencia y abuso. Eso es hasta que le asignan el Caso 39: el expediente de Lillith Sullivan, una niña de 10 años de edad, cuya familia perturbadora y hermética deja a Emily conmocionada y preocupada. Cuando los padres de Lillith tratan de hacerle daño a su hija única en un ritual nocturno, Emily interviene. Desconsolada por la soledad e inocencia de Lillith, Emily decide hacer algo que nunca antes consintió hacer: involucrarse íntimamente. Con la esperanza de ayudar a la retraída niña, Emily le ofrece a Lillith un hogar cariñoso y feliz hasta que encuentre una familia adoptiva.
Y es entonces cuando el verdadero terror comienza."

Con extremado retraso llega el retorno de Renée Zellweger al género que la supo acoger en la actuación tras destacar en 'The Return of the Texas Chainsaw Massacre', y ahora sabemos el porqué.
Si bien la película se terminó en 2007, recién a finales de 2009- principios de 2010 ha tenido un lanzamiento, y se puede entender un poco, ya que 'Caso 39' es una película tan repetida que ya la hemos visto varias veces, y el guión no ayuda para nada. Aunque eso no diga que sea mala, sino cansina en su proyección pero es salvada aunque sea por una digna dirección y buen manejo actoral.

La historia empieza y tiene a lo largo de su trayectoria un tono dramático muy interesante en el que se deja vislumbrar ese difícil mundo que resulta ser el trabajo social y cómo lidiar con familias problemáticas. De no ser por su toma sobrenatural sobre el asunto, el filme bien podría ser una alegoría a las familias disfuncionales y a la evaluación de éstas por los trabajadores sociales, y me alegro que haya quedado ese tono impreso en él.

Luego de la presentación de los personajes, en un primer acto que dura un poquito mucho, es frustrante ver que la tensión se acerca muy pero muy despacito, y que no llega a asustar en ningún momento. El director no eligió por jugar con un suspenso orgánico y en su lugar tiene la tendencia a sobreutilizar el efecto de los jump scares que si, son efectivos en su uso, pero no lograrán nunca superar la buena constitución del suspenso. Y del horror no hablemos.

Por suerte, dos grandes actrices logran sobreponer lo que supondría un mal trago, y por un lado tenemos a la talentosa y carismática Renée Zellweger como protagonista, componiendo un grato papel como la al principio reacia pero luego potente Emily Jenkins; es para elogiar como va perdiendo la chaveta por el camino, gracias a la siempre tenebrosa pequeña Jodelle Ferland, quien va creciendo pero sigue en sus papeles de nena macabra. Increíble como con un par de gestos y esa sonrisa puede adueñarse de cada escena en la que aparece.

El director Christian Alvart no creo que destaque mucho en este trabajo, aunquehaya logrado un inquietante pero apenas pasable ejercicio de supense, cuyas escenas memorables apenas duranlo suficiente como para apenas incomodar (la escena del baño es fantástica) pero más allá de todo eso no tiene mucho más para detacar. Es triste, sí, pero veremos como se luce en 'Pandorum' que ya ha tenido comentarios positivos por ahí.

'Caso 39' es algo que ya vimos, no está exenta del clichés del género, pero el dúo Zellweger & Ferland es un motivo válido para acercarse a esta propuesta sobrenatural y pasar un buen rato. Y gracias a Dior, que tiene la valentía de cerrarla sin puerta abierta a secuela, al menos visiblemente; porque las secuelas innecesarias ya están cansando.



Calificación: B-.