viernes, 15 de enero de 2010

Adentro (Á l'intérieur)

Conocida como 'Instinto Siniestro' y 'La venganza'

Año: 2007.
Género: Horror.
País: Francia.
Duración: 83 minutos.
Dirección: Alexandre Bustillo y Julien Maury.
Intérpretes: Alysson Paradis, Béatrice Dalle, Nathalie Roussel, François-Régis Marchasson.

" Tras cuatro meses de luto por la muerte de su marido en un accidente de tránsito, Sarah Scarangelo se prepara para pasar la Víspera de Navidad sola en su casa, preparándose para partir por la mañana hacia el hospital para dar a luz. Al caer la noche, una mujer golpea la puerta de Sarah, y cuando ésta se rehusa a dejarla entrar, ha desatado una serie de eventos horripilantes que esta mujer le tiene preparada a la madre embarazada, y que la involucran a ella, su su nonato bebé y a todos aquellos que la rodean."

Creía que con haber visto 'Frontier(s)' estaba consciente de lo brutales y sádicas que pueden ser las mentes francesas a la hora de abordar el horror. Estaba equivocado...

Tras ver 'Adentro', me queda claro que estos franceses están tremendamente perturbados, y que a la vez transmiten con exacerbada violencia estas ideas tan volátiles como la que se presenta en esta película.

Partiendo de la sencilla base de la duración del metraje (escasos pero potentes 80 minutos) se nos presenta la historia de Sarah, una joven embarazada que debe sobrevivir a una espeluznante noche de horror en la cual una mujer aparece a su puerta y no con buenas intenciones. Poco se explaya la historia en contarnos gráficamente la pena de Sarah, ya que lo hace magistralmente con gestos y caras vacías de la maravillosa actriz Alysson Paradis, que no se vale más que de su expresión para llevar adelante a su personaje.

Una vez en la casa, adentro, las cosas no harán más que empeorar. Como buena invasion movie que se precie, primero la Mujer, con mayúsculas ( a la que nunca le conocemos su nombre verdadero, pero no hace falta: ya con sus intenciones nos bastan) aparece y desaparece a gusto y piacere y cuando la sangre comience a gotear, lo hará en grande.

Pasado el estado psicológico del inicio, y como buen filme francés de nuevo horror que se precie, la sangre comienza a fulir a raudales, y de maneras violentísimas y muy pero muy reales, en situaciones totalmente creíbles que hacen que la piel se estremezca de dolor ajeno, y propio. Es durísima y en eso no hay con qué darle.

Mayormente la proovedora de sangre es, y gracias por ello, Béatrice Dalle, que se mete en la piel de La Mujer, la cual no es ni Michel Myers, ni Jason, pero actúa con una delicadeza pasmosa a la hora de las muertes y parece imparable. El punto excelente del film radica en las perfectas interpretaciones de ambas mujeres, lados opuestos, ya sea Sarah el Bien y La Mujer el Mal; incluso sus ropas y hasta la escena del accidente tiene simbolismo propio.

Por momentos parece la película perfecta que mezcla el horror y el suspenso de manera definitiva, pero por X motivos, los directores no tuvieron mejor idea que mientras sucede la acción, intercalan imágenes del bebé en el útero, que son bastante malitas y hubieranse visto mejor desde otro ángulo, y la última perversión que se les ocurrió a 2 (dos) directores con la resolución del asunto del policía muerto. da vergüenza y creo que desestabilizó todo el conjunto que se venía armando hasta ese momento, incluso tras las escenas paupérrimas a las que les doy un nombre en clave: 'Llamarada' y 'Traqueo'. ¿Eran necesarias? No.

Aunque el recuerdo malo se borre al instante con el final, una escena profundamente perturbadora, absoluta joya del oscurantismo y mensaje final que provee el film, en donde un último vistazo a un personaje hace que el horror y la belleza de él vayan de la mano.

Salvando las horribles licencias creativas que se tomaron ambos directores en el tramo final, 'Adentro' es una verdadera muestra de que el horror cotidiano puede ser aún peor y mucho más violento y sádico del que nosotros, mortales, nos podemos imaginar. Horror en una de sus máximas expresiones.



Calificación: A-.

3 comentarios:

Bella dijo...

Esta parece bastante terrible, pero Frontiere(s) igual no es nada: para mí fue mucho peor Martyrs. ¿La viste?

Con esa sufrí un montón, así que por el momento no creo que vea esta que recomendás (por más que me guste el nuevo cine gore francés) ya que no tengo ganas de volver a descomponerme (!!) y menos por una embarazada mutilada.

Igual, te felicito por el estómago. Espero animarme de nuevo algún día.

Missterror dijo...

ADORO esta película.Martyrs me pareció brillante,pero A L´interieur lo es más (si cabe).
Soy una apasionada del nuevo terror francés.

Saludos

Jon Heiner Diaz dijo...

Bueno, creo que la mayoria de personas mal interpretó la escena final con el policia "Zombie", pues ningun zombie, el tipo tan solo estaba herido en su cabeza y por lo tanto esto afectó su capacidad de razonar, recordemos que a él no le dispararon con una arma de fuego, si no mas bien con arma anti motines, que si no estoy mal, lanza bolas de goma para controlar disturbios, es lógico que lo atontatara asi como se vio en el film, no es tan descabellada la escena.