domingo, 20 de diciembre de 2009

Simplemente no te quiere (He's just not that into you)

Conocida también como '¿Que les pasa a los hombres?'

Año: 2009.

Género: Comedia romántica.
País: Estados Unidos - Alemania - Holanda.
Duración: 129 minutos.
Dirección: Ken Kwapis.
Intérpretes: Ginnifer Goodwin, Jennifer Aniston, Jenifer Connelly, Scarlett Johansson, Drew Barrymore, Justin Long, Bradley Cooper, Kevin Connolly, Ben Affleck.

“Simplemente no te quiere' nos cuenta la historia de un grupo de veinteañeros y de treintañeros de Baltimore y de cómo navegan por las aguas tranquilas de las primeras citas, hasta llegar a las aguas profundas y turbulentas de la vida de casados, al tiempo que intentan interpretar las señales enviadas por el sexo opuesto, con la esperanza de ser la excepción a una regla que no admite excepciones."

Las historias corales son siempre difíciles de llevarse a término, ya que dependiendo de cuantas líneas argumentales existen, se le debe dar una parte importante a cada segmento para contar su historia. Ese mismo error garrafal comete 'Simplemente no te quiere', que se concentra en un par de líneas agrumentales y deja de lado otras que hubieran sido expandidas más amablemente.

En primer lugar y ocupando un lugar destacado y excluyente, está la historia de Gigi (Ginnifer Goodwin) una treintañera superromantica y naif quien busca al amor de su vida y que continuamente malinterpreta las intenciones de todos los hombrs que se le cruzan, hasta que el insensible Alex (Justin Long) la tome bajo su ala y le de una serie de consejos que cambiará su manera de pensar; luego está el matriominio de Janine (Jennifer Connelly) y Ben (Bradley Cooper), que atraviesan una etapa difícil, que se hará aún peor cuando entre en juego la voluptuosa Anna (Scarlett Johansson), quien a su vez es cotejada insistentemente por Conor (Kevin Connolly), el cual una vez salió con Gigi. Luego está la pareja de Beth (Jennifer Anniston) y Neil (Ben Affleck), cuya falta de compromiso para casarse por su parte tiene en vilo a la relación. finalmente, Mary (Drew Barrymore), la mejor amiga de Anna, tiene serios problemas para relacionarse com hombres através de MySpace, e-mails y toda la parefernalia cibernética.

En ese orden están entralazadas las historias, y si bien la de Gigi es la más interesante de ver, las otras merecen el mismo metraje, algo que no está nada bien, ya que la historia de Anniston y Affleck apenas está 20 minutos en pantalla, y la de Barrymore menos, y eso que su tema es un tópico candente por estos días.

Más allá de eso, las 2 horas y monedas están llevadas correctamente, no aburren y aunque se siente que le sobran un par de minutos, sobre todo porque las historias se sienten estiradas. Igual, está perfecto que se toquen todas las líneas en este tipo de historias, ya que se hace lo posible para que el espectador genere empatía con una o varias historias, se sienta identificado.

En gran elenco joven que reunieron para el film está perfecto, se nota que son todos talentosísimos y brillantes, desde la no tan conocida Ginnifer Goodwin, que descolla como una maniática Gigi (lejos, le mejor del film), pasando por su contraparte masculina Justin Long, las siempre carismáticas Jennifers, muy maduras y correctas, así como también la bomba explosiva de Scarlett Johansson y el camo (si, porque eso es) de Drew Barrymore me gusto bastante y sentí pena por como no ampliaban su historia; por el lado masculino, Ben Affleck ni fu ni fá, no se lo vio comprometido con el film, aunque Bradley Cooper demuestre que es una estrella ascendente por su parte, y Kevin Connolly tenga una bonita cara pero no mucha conexión con su personaje.

El guión parte y reparte situaciones romanticas muy edulcoradas con problemas tan típicos como los conflictos matrimoniales, las idas y vueltas tanto de hombres como de las mujeres, sobre todo con un tono de comedia que es de agradecer, y que ayuda a alivianar el drama que tiene lugar.

'Simplemente no te quiere' es una agradable comedia romántica que tiene varios posibles escenarios que presentar, de los cuales en ninguno el espectador no puede sentirse identificado; es real y muy cierta, y una destacable pieza chick flick de este año.



Calificación: B.