lunes, 9 de noviembre de 2009

Juegos Sádicos (Funny Games U.S, 2008)

Año: 2008.
Género: Suspenso.
País:Estados Unidos - Francia - Inglaterra - Austria - Alemania - Italia.
Duración: 111 minutos.
Dirección: Michael Haneke.
Intérpretes: Naomi Watts, Tim Roth, Michael Pitt, Brady Corbet, Devon Gearhart.

"Las idílicas vacaciones de Ann, George y su hijo Georgie se ven interrumpidas por dos jóvenes muy educados y correctos que, a fuerza de introducirse incómodamente en su casa, reducen a la familia para hacerlos partícipes de sus macabros juegos físicos y psicológicos."

Michael Haneke es un maestro de la provocación. Eso me quedó muy en claro cuando vi su film 'Caché', que me dejó bastante pensativo en su momento, y vuelvo a ratificar su provocación en esta remake plano a plano de su film de intrusión de 1997, que realmente invoca momentos incomodísimos para el espectador regular.

Comencemos entonces por desarmar este rompecabezas moral desde el inicio, que nos introduce a una familia tipo norteamericana de camino a su casa del lago para una temporada de vacaciones; una vez llegados y tras entablar una extraña conversación con sus vecinos de junto (que están en compañía de unos jóvenes de ropas impolutas), la familia desembarca y a los pocos minutos uno de lo jóvenes golpea a su puerta.

A partir de ese momento, todo irá de mal en peor para la familia, ya que estos jóvenes guardan bajo su apariencia de chicos bien sendos psicópatas en trajes de cordero que, con buenos modales y extraño comportamiento, irán enrevesado el ambiente hasta enrarecerlo y hacer de una simple visita un momento molesto para la familia- hasta que la brutalidad comience.

Los juegos a los que hace mención el título son tanto físicos como mentales, ya que (casi) nunca pierden los estribos a la vez que afectan a cada integrante de la familia por igual; de mente fría y calculadora, el que maneja la batuta es Paul, acompañado del perturbable, delicado y frágil Peter, lo cual los hace una pareja carismática y muy cínica, relación que se hace notar en sus conversaciones.
Un acierto del director es mantener (la mayoría de las veces) la violencia de manera implícita, así que oímos gritos de agonía en lugar de presenciar (ver digamos, ya que somos muy presentes de lo que pasa) la tortura sometida por estos individuos.

Y si hablamos de presencia, el director encuentra lugar para perturbarnos con los momentos en el cual Paul se dirige hacia el espectador, rompiendo la cuarta pared, para hacernos partícipes de sus acciones; como bien dice, 'Esto es por y para su entretenimiento', haciendo entrever que el espectador es cómplice de los actos vandálicos de lso jóvenes. Perturbador.
Así como también SPOILERS el manejo del tiempo con control remoto, una argucia argumental (valga la redundancia) que puede hacer estallar en ira al más acérrimo espectador, que cree que la familia va a tener final feliz FIN SPOILERS
Se agradecen los tiempos muertos, ya que permiten recobrar un poco del estómago y el aire que se fue perdiendo a medida que transcurre el film, en especial tras ESE hecho en particular que desgarra infinitamente y que resulta un golpe bajo a mitad del film; ya sabrán porqué.

Es sorprendente también el nivel interpretatorial del elenco, ya que desde la impresionante y fresca Naomi Watts, el estupendo Tim Roth, hasta los jóvenes liderados por un brillante Michael Pitt, y las sorpresas de Brady Corbet y Devon Gearhart, todos se desenvuelven con soltura y alcanzan un nivel excelente, digno de remarcar, como no fuera de otra manera en una película de Haneke.

La ambientación es estupenda, la casa y sus alrededores es preciosa y, al finalizar la película, el clima juega también un papel algo importante con el desevolvimiento de la escena final: SPOILERS Que todo vuelva a empezar, y que ya haya sucedido antes de la tortura de la familia Farmer es infinitamente triste FIN SPOILERS

Tengo que remarcar también que la escena inicial es armoniosa hasta que estallan esa estridente música metalera, a la cual todavía no le encuentro sentido, ni tampoco cuando suena al final de la cinta. ¿Que nos quisiste decir Haneke?

Cruel, violenta y netamente moralista, 'Juegos Sádicos' es un thriller servido en una bandeja de incomodidad y pesimismo absoluto que deja al espectador pensando en lo que acaba de ver. Calculo que la original debe ser igual de cruenta y triste, no?



Calificación: B+.

3 comentarios:

Oscar Torrado dijo...

Así es, esta es un copy/paste de la original, si ya vistes esta no hay necesidad de ver la del 1998, es lo mismo plano por plano.

mge dijo...

Genial, como todas las que vi de Haneke hasta el momento.

Saludo.

NeoDracco dijo...

Es la típica película que saca de la "zona de confort" al publico tradicional.
NO es apta para toda "Psique" partamos de esa base.
Logra arrastrar al espectador en el horror de sus protagonistas, en su desesperación,con una maestría atroz.
Es mas que un film, una experiencia rispida , un viaje directo a la psicosis de la manera mas elegante y exasperante.
Cruel como la realidad.
No apta para cardíacos o personas sensibles bajo ningún aspecto.