viernes, 6 de noviembre de 2009

El juego del miedo VI (Saw VI)

Año: 2009.
Género: Horror.
País: Estados Unidos.
Duración: 90 minutos.
Dirección: Kevin Greutert.
Intérpretes: Tobin Bell, Shawnee Smith, Costas Mandylor, Betsy Rusell, Peter Outerbridge, Mark Rolston, Tanedra Howard.

"El Agente especial Strahm (Scott Patterson) ha muerto, y el Detective Hoffman (Costas Mandylor) ha emergido como el imbatible sucesor del legado de Jigsaw. Sin embargo, cuando el FBI se acerca bastante a Hoffman, este es forzado a poner en movimiento un nuevo juego, en el cual el gran esquema preparado por Jigsaw es finalmente entendido."

Un nuevo año, y otra 'Saw' que llevamos a cuestas. Pero este año, se siente diferente.
Luego de la decepcionante quinta entrega, los escritores de la ya reconocida como 'Segunda Saga' escucharon por una vez a los tantos fanáticos del mantra de Jigsaw y construyeron una secuela llena de guiños para los fanáticos, trampas truculentas, mucha violencia, el regreso magistral (en flashbacks, claro está) de John Kramer al centro de la trama y un acto final que deja la piel de gallina.

Comencemos por el principio, en donde la increíble Tanedra Howard, ganadora del reality show Scream Queens se presta a su primer protagónico que resuma violencia y mucha, pero mucha morbosidad, y que le da el puntapié inicial de la manera más violenta posible a la saga, tal vez uno de los momentos más perturbadores de toda la franquicia.

A partir de aquí, la historia se desdobla en dos partes: en la una vemos un ejercicio excelente del suspenso policíaco al que ya estamos acostumbrados, en el cual Hoffman se encuentra detrás de la investigación de los resonantes crímenes de Jigsaw en los cuales está implicado, y dentro de muy poco, el oficial Erickson junto con un personaje del pasado (inesperada alusión a 'Saw IV') develarán su principal cometido, que es continuar con el legado de Jigsaw.

El otro lado de la historia y el juego principal de la secuela gira en torno a William Easton (correctísimo Peter Outerbridge) , un ejecutivo de una empresa de medicina prepaga que es experto (él y su grupo de corruptos asociados) en decidir quién obtiene y quién no la bendita cobertura médica, y que tiempo atrás le negó un tratamiento que hubiera salvado la vida de Kramer, hipotéticamente hablando. La relación entre Easton y Kramer se desarrolla mediante flashbacks, momentos llenos de un gran desenpeño por parte de Tobin Bell, que demustra todo su poderío actoral, que lo ha situado como uno de los íconos del horror moderno.

La gente que rodea a Easton en su trabajo cotidiano presenta una parte importante en este macabro juego, en el cual William debe exponer su vida y decidir ya no detrás de su escritorio, sino delante de las situaciones de vida o muerte, a quién decide salvar y quien debe morir, dejando de lado el sistema de probabilidades que tanto éxito sucio le ha otorgado.

Las trampas (cinco en total) son extremadamente bien pensadas y involucran bastante la ironía de las trampas con la persona que se encuentra a prueba, detalle que no sucedía, creo, desde la segunda secuela, y que remite totalmente a la primera entrega también. La famosa Trampa del Carrousel, así como también la Sala de Vapor y la Trampa de Osos Reversa versión Mejorada se convierten en los mejores momentos de esta entrega.

Todo el trayecto de aprendizaje con la firma de Jigsaw que atraviesa William tiene un final lleno de emoción que resulta un golpe bajo al espectador, sobre todo por el drama que conlleva la escena, que va de la mano con el final de la otra parte de la historia.

Así como John Kramer vuelve a ser el centro de la trama y le da una chance más de demostrar a Tobin Bell lo buen actor que es, la segunda sorpresa es la vuelta de Shawnee Smith como Amanda, que si bien tiene escasos momentos en todo el metraje, son suficientes para despertar al fanático de este maravilloso personaje que todos tenemos dentro, y además son de crucial importancia para el giro en la trama, un giro sentimental y totalmente realista, que hace que finalmente todas las fichas encajen en su sitio y no dejen cabos sin atar- sí, amigos, aquí se responde lo que hay en la caja de Jill y la carta de Amanda, finalmente!

Costas Mandylor construye secuela a secuela un Hoffman de sangre fría, por el cual uno hasta puede sentir aprecio cuando sabe que el FBI se acerca más y más a su secreto; Betsy Russell también se destca bastante como la abnegada esposa de John, Jill, que cobra un protagonismo que finalmente cosecha sus frutos en el final de 'Saw VI'. Verdaderamente, el casting del film ha logrado un grado de credibilidad y desesperación como no se veía en varias secuelas atrás. ¡Mis sinceras felicitaciones!

Y si tenemos que hablar de sinceras felicitaciones, que mejor que dirigirlas al nuevo director Kevin Greutert, que ha logrado una estética impresionante con la película, en donde la cámara tiene mucho protagonismo en cada escena, los cortes á lá MTV están totalmente dosificados y hasta se da el lujo de dar pequeños respiros en la trama, cortes rápidos para que el espectador tome un respiro, así como también de la increíble puesta en escena y la gama de colores utilizados a través de las trampas armadas en un zoológico abandomado (?)

Greutert sabe de que va la trama, y no escatima todo su conocimiento narrativo y editorial para hacer de su film debut una película que no tiene que envidiarle nada a ninguna secuela; lo tengo que decir, morí con la escena de las 4 (cuarto) puertas cerrándose una tras otra, los que vean el film sabrán a que me refiero.

'El juego del miedo VI' es un gran cierre para la Segunda Trilogía, y podría significar un gran cierre a toda la historia de Jigsaw, de no ser porque en Octubre de 2010 tenemos 'Saw VII'; por lo pronto, la sexta secuela es una de las mejores de la saga, ya quw contiene todo lo que hizo famosa entrega a entrega a 'Saw', llevada a buen término por un director muy capaz, tremendas actuaciones, un claro mensaje/ crítica social, y mucho, pero mucho, morbo y violencia, como ya nos tienen acostumbrados los del equipo productivo de Saw.



Calificación: A-

2 comentarios:

Oscar Torrado dijo...

Feliz que te haya gustado, ya somos dos que recibimos, nuevamente, con los brazos abiertos a Saw.

Definitivamente estoy de acuerdo con tu reseña, ahora, a esperar la septima entrega que promete sorprender....

Spirit dijo...

Totalmente de acuerdo con lo planteado en tu reseña. Al parecer, no somos pocos los que esperamos ser impactados por lo que vendra de esta saga.
Cuidate!!
Saludos!!