domingo, 6 de septiembre de 2009

Destino Final (Final Destination)

Año: 2000.
Género: Horror - Suspenso.
País: Estados Unidos - Canadá.
Duración: 98 minutos.
Dirección: James Wong.
Intérpretes: Devon Sawa, Ali Larter, Kerr Smith, Kristen Cloke, Sean William Scott, Tony Todd.

"Alex Browning se está embarcando en un avión con destino a París junto a sus compañeros de clase de francés. En el avión, con el cinturón de seguridad puesto y listos para despegar, Alex experimenta una fuerte premonición: intuye que el avión explotará minutos después del despegue y, presa del pánico, insiste en que todos lo abandonen. Luego de una gran discusión, siete personas, incluyéndolo, son desalojados del avión.
En la terminal del aereopuerto, Alex y sus amigos Billy y Tod; Clear, una joven que instintivamente hizo caso a su advertencia; Carter y su novia Terry, y la Señorita Lewton, la profesora que accedió a quedarse con los expulsados estudiantes, observan cómo la horrorosa premonición de Alex se vuelve realidad al explotar el avión en una bola de fuego terrorífica.
Irónicamente, aún cuando la intuición de Alex salvó algunas vidas, después del accidente lo persigue un sentimiento de culpa. Extraños acontecimientos y el FBI lo acechan, y Alex comienza a creer que de alguna manera él y los otros sobrevivientes le han hecho trampa a la Muerte, pero no podrán evadir su destino por mucho tiempo cuando, uno por uno, estos fugitivos del Destino caigan víctimas de accidentes fatales."

¿Qué se puede hacer frente al Designio de la Muerte? ¿Qué pasa si en algún momento de nuestras vidas podemos saltarnos las reglas de la Naturaleza y vivir ahí en donde deberíamos haber muerto? ¿Y si la Muerte vuelve a cobrarse tu vida? Esta es la brillante premisa de 'Destino Final', una película que demostró que el slasher noventero había llegado a su fin y comenzaba una nueva etapa, con esta vuelta de tuerca super original y fresca.

Por supuesto, la mejor escena del film es el acojonante punto de partida de la historia, con esa premonición que desde ese momento ha hecho temblar a más de uno a la hora de subirse a un avión. La tensión de esa escena inicial sólo puede ser precedida por el timing correctísimo que se toman Wong para ir desarrollando lentamente la construcción de la trama, y las contundentes muertes que ocurren, una más viciosa que la otra.

Y ese es uno de los aspectos más destacables de toda la (saga) película: la originalidad en las muertes. Acá no se ve al asesino enmascarado cuchillo/hacha/algo afilado en mano, sino es la misma Muerte la que dispone de todos los elementos, hasta los más cotidianos, para hacer valer su derecho por sobre las víctimas. La muerte de una sobreviviente, la YA clásica escena de culto del autobús, me dejó helado y tuve que frenar el DVD para calmarme, yo y mis amigos. Nunca había sentido tal shock en un sólo momento; y así como hay muertes secas e indoloras tenemos las peores que ocurren cuando varios elementos confluyen y hacen sufrir hasta el final a su víctima.

El joven casting también se luce, haciendo que estos jóvenes luzcan como adolescentes desesperados por sus vidas, y sin lugar a donde correr, porque la Muerte está literalmente, en todas partes. Incluso la torpeza de gritarle a la Muerte a los cuatro vientos como si fuera un ente palpable (aunque se perciba en forma de aura/nube negra, lo peorcito del film me parece) con le cual desquitarse ayuda a relajar la tensión a la que se someten a los personajes durante su odisea mortal.
Devon Sawa, la prominente Ali Larter y Kerr Smith son el empuje principal, los personajes con más miga, aunque se ven rodeados de un buen equipo secundario que hace correctamente su trabajo. El cameo inesperado es el de Tony Todd, Candyman para todos, que les da una clave muy importante en la historia además de presentar un espectáculo muy grotesco a la vez que real.

Y pensar que esto sería un capítulo más de 'X-Files', es crito por lo geniales James Wong y Glen Morgan. Los dos detectives asignados al caso tienen dejos de Mulder y Scully, ¿se los hubieran imaginado a ellos dos en una trama así? Gracias a Destino que se logró hacer esta saga, ya que originó las correspondientes secuelas para una historia que a simpe vista, parecía no agotarse jamás.
Wong dirigió muy bien el film, con escenas realmente escalofriantes y muy tensas, ayudado además por la fantástica banda sonora creada por Shirley Walker; juntos, el combo sale perfecto.


'Destino Final' es, pese a sus fallas, una excelente película que renovó el género slasher dándole un giro totalmente novedoso y único; para los fanáticos de la historia, es genial que hayan querido explotar la saga hasta hoy día.



Calificación: A.

2 comentarios:

Skapu dijo...

Esta película me pareció excelente e innovadora, y aunque sé que la nueva de la saga no va a aportar mucho (por no decir nada) quiero ver como es que la muerte en "persona" vuelve a atacar.

Bella dijo...

Esta es la mejor de la saga, sí que sí!