sábado, 11 de julio de 2009

Harry potter y la Cámara Secreta

Año: 2002.
Género: Aventuras.
País: Estados Unidos - Reino Unido - Alemania.
Duración: 161 minutos.
Dirección: Chris Columbus.
Intérpretes: Daniel Radcliffe, Emma Watson, Rupert Grint, Richard Harris, Maggie Smith, Robbie Coltrane, Alan Rickman, Warwick Davis, Kenneth Branagh.

"Durante el verano, Dobby, el elfo doméstico, aparece repentina y misteriosamente en el dormitorio de Harry en casa de sus detestables tíos y le dice que correrá un gran peligro si trata de volver al Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. Pero, a pesar de los traviesos esfuerzos del elfo, el siempre decidido Harry es rescatado de las sombrías garras de los Dursley por Ron y sus hermanos con la ayuda de un coche volador. Las noticias del heroísmo de Harry durante el primer año se han extendido por todo Hogwarts y se ve convertido en el centro de una atención no deseada. Pero un nuevo y siniestro terror se está apoderando del colegio. Ahora todos los ojos están puestos en Harry, y sus amigos están empezando a dudar de él. Todo el mundo, es decir, excepto Ron, Hermione y la frágil y joven Ginny, cuyo interés se ha centrado en su nuevo y misterioso diario. Harry no va a decepcionar a sus amigos y se enfrentará a la oscura fuerza que acecha en su querido colegio."


Otro año más y (no tan) increíblemente ya teníamos entre nuestras manos otra entrega de la mágica saga de Harry Potter en las salas, a tan sólo un año del estreno de la primera. En esta nueva incursión al mundo mágico que yace justo adelante del nuestro, la historia, como buena secuela que se precie, es mucho mas rimbombante que la previa historia, con más peligros y conflictos.

Al comienzo, vemos nuevamente al joven Harry Potter, cuya vida cambió desde que recibió la mentada carta de Hogwarts; deseoso de comenzar las clases para dejar atrás a sus insoportables tíos, lo que no sabe es que un peligro mucho mayor que el que sufrió a manos del debilitado Lord Voldemort yace sobre él y la advertencia recae en el misterioso e inquieto elfo Dobby. Un tropiezo tras otro ocurrirán pero eventualmente Harry llegará a su verdadero hogar, el colegio, donde se reune con sus mejores amigos.

Como mencioné antes, las aventuras que corrían el joven trío ahora se multiplicarán, siendo mas abundantes y peligrosas sus correrías, todas para averiguar quién está detrás de los espeluznantes ataques al alumnado. Tranquilamente podría pasar por una historia meramente de terror por los momentos que posee el film, que hacen que la trama sea aún más oscura que su predecesora. Contemos también el hecho del cuestionamiento que se hace Harry al ser rechazado debido a un episodio en particular. La pregunta ¿Realmente pertenezco aquí? ronda muchas veces y es realmente satisfactoria su resolución.

Todo esto confluye en el punto de infelxión entre el libro y el film: ¿está bien adaptado?. Debido a su larga duración (más de dos horas y media, la más larga de todas las películas hasta ahora), muchos puntos importantes del film se tratan con total naturalidad y mejor predisposición, lo que hace que la película le sea totalmente fiel a los sucesos en el libro, aún más que la primera; los detalles, meros aditivos en la trama, se cambian para no ser iguales o directamente no aparecen, pero esos sencillos cambios no hacen mella a la estructura completa del film.

El elenco vuelve a contar con las mismas caras que la anterior, que se desenvuelve nuevamente con total naturalidad y nivel, con ciertas adiciones notables como el magnífico KEnneth Branagh como el insoportable profesor best-seller Gilderoy Lockhart, un personajes bastante extravagante llevado con gracia por el actor, y Jason Isaacs interpreta a Lucius Malfoy, padre del cáustico Draco Malfoy, que demuestra frialdad y que el lema 'de tal palo, tal astilla' no es broma.

El principal repunte aquí es el apartado técnico: no sólo se han incorporado muchas escenas de acción y aventura en materia de tecnología, como las diferentes criaturas que pueblan las escenas del film (soberbias todas y el mayor sueño de un fanático) sino también el aspecto lúgubre que acecha al castillo; si en la anterior aventuras todo parecía brillar dentro de las paredes de Hogwarts, ahora tras la amenaza que se cierne en cada rincón el ambiente se siente sofocante y oscuro, para terminar en las lúgubre profundidades del castillo, un escenario fabuloso en su imaginación y mejor aún en su construcción.

Otro aspecto a destacar es el de su director, Chris Columbus, que dotó al film de soltura y dinamismo, muy en su estilo con la anterior entrega, que mantuvo el listón en alto en calidad, que subsecuentemente sería saltado por la visión de Cuarón en el tercer film.

'Harry Potter y la Cámara Secreta' es una maravillosa secuela del éxito de 2001 llena de magia, humor, suspenso y excelentes actuaciones y secuencias de aventuras. Imperdible (nuevamente) para los fanáticos del joven mago.



Calificación: A-.

2 comentarios:

arwën dijo...

Dobby es uno de los personajes que más me gustan en esta peli, que ciertamente no me parece de las mejores... :(
Suerte que a partir de Cuarón las cosas repuntaron!! (Bueno, también tengo que admitir que los libros subsiguientes son mejores)

Lupita Belmonte dijo...

La segunda película de Harry Potter me gusta ya que es muy buena ilustrando lo que se dice en el libro además de que contiene más acción y más aventuras con Harry y sus amigos como Hermione y Ron Weasley conoces nuevos personajes y nuevos lugares del mundo mágico, estan muy padres los efectos de la película y aunque dure dos horas se pasan rapidísimo ideal para disfrutar con la familia y amigos.