miércoles, 29 de abril de 2009

Rise: cazadora de sangre (Rise: Blood Hunter)

Año: 2007.
Género: Horror.
País: Estados Unidos - Nueva Zelanda.
Duración: 94 minutos.
Dirección: Sebastian Gutiérrez.
Intérpretes: Lucy Liu, Michael Chiklis, James D'Arcy, Carla Gugino.

''Sadie Blake (Lucy Liu) es una periodista que investiga a una secta de moda entre los jóvenes de Los Ángeles. Pronto empiezan a aparecer chicos muertos, y ella misma cae víctima de un brutal asesinato. Cuando Sadie se despierta en la oscuridad, descubre que no está viva, pero que tampoco está muerta. Tiene que saciar su hambre y su sed, y lo que necesita es sangre. ¿Cómo puede matar a gente inocente para satisfacer su ansia? ¿Por qué está viva cuando debería estar muerta? El inspector Rawlins (michael Chiklis, 'Los 4 fantásticos') ha perdido a su única hija a manos de la misma secta. Abrumado por su muerte, jura encontrar al asesino y obtener su venganza. Él y Sadie comparten una misma misión: encontrar al líder y poner fin a la matanza de inocentes.''

ATENCIÓN: La reseña puede contener spoilers de ligero y mediano desguace del film

'Rise' partía de un punto de vista interesante (y algo trillado) con respecto a la tantas veces recurrida mitología vampírica tan en boga por estos tiempos, aunque no se nombre ni una sola vez la palabra 'vampiro'. Ciertamente ES una solvente película oscura pero que lamentablemente hace aguas en algunas partes, y ese efecto desinfla la experiencia que se venía otorgando y creando alrededor con esmero.

El primer punto muy a su favor es depositar la fuerza narrativa en un personaje tan simple como el de Lucy Liu: una reportera. Partiendo de esa base, esta reportera de tabloides se pone a investigar una tribu urbana que, lamentablemente, la lleva por un mal camino y termina peor. Al darse cuenta finalmente en lo que se convirtió (siempre establecido implícitamente, y de manera simple e ingeniosa) tratará de terminar su vida, pero su misión todavía no ha terminado, ni ha comenzado...

Y es llegado a este punto en donde se denota un error muy grave: ya que Sadie es salvada por un misterioso hombre que, misteriosamente, la aconseja en muy corto tiempo y le da un nuevo rumbo a su vida, el personaje se convierte de momento a otro en una máquina de matar fría y calculadora (pensemos en su contraparte masculina, Blade) que acaba con sus enemigos en un tris y que no oponen resistencia.

Incluso la tan mentada escena lésbica entre Liu y la voluptuosa Carla Gugino apenas se muestra, así como tampoco parece tanto en escena su personaje. En este tramo de la película, se nota un esfuerzo acelerado por mostrar la acción y al personaje mismo en busca de su venganza que todo se desvirtúa bastante.
Luego de esta vorágine de sangre y retribución, se calman un poco las aguas, y se retoma un punto que debería haber empezado mucho antes: la colaboración entre los dos personajes principales. Hasta en cierto momento esta parecería ser la 'Lista de los 5' por la que tanto pugnó La Novia en Kill Bill, sólo que esta vez se acelera el trámite y la Liu no está entre las víctimas sino es el victimario.

Muchos puristas rabiarán al ver a estos 'vampiros' recorrer las calles bajo la luz solar, e incluso sin colmillos para atacar a sus víctimas; yo personalmente creo que el director y escritor humanizó y mundanizó más a los seres mitológicos, desde un punto de vista totalmente simpático y con una carga moral certera (en el caso de Lucy Liu). ¿Si sirvió? completamente. Pero en otros puntos precisos la película necesitaba más empuje, que lamentablemente no tuvo.

Lucy Liu, recia como siempre, cumple un solvente papel como la reportera no-muerta en busca de venganza; la acompañan un deslucido villano interpretado por James D'Arcy ('Exorcist: The Beginning), una tremenda pero corta Carla Gugino (al momento de escribir esto, me entero de que el director el el pillo del novio de tamaña actriz) y un correcto Michael Chiklis como el detective Rowlins. Presten atención al barman: es nada más y nada menos que el super cantante gótico Marilyn Manson (sin maquillaje) (se lo pudo ver también en 'Jawbreaker').

Sebastián Gutiérrez se encargó del guión (escribió 'Gothika', 'Snakes on a plane' y 'The Eye') y la dirección ( la próxima 'Electra Luxx'); su estilo es bastante sobrio y correcto, aunque la edición peca de ser muy rápida, confusa e irritante por momentos; algo que siempre ayuda, y lo digo muchas veces, es una buena banda de sonido, que aquí esta bastante decente.
Detalle altamente importante que me olvidé mencionar: en ciertos puntos, el director juega muy pacientemente con el espectador-ya que el personaje de Lucy Liu aparece desnuda totalmente frente a un espejo, pero como es vampiro no se refleja!- gran acierto del director!

'Rise' es otra película que se perdió en el intento, pero al menos funciona para un visionado tranquilo y distendido. No ofrece mucho más, ni tampoco se le puede sacar tanto jugo.
Comentario al margen: ¿Qué quiso decir el director con ese plano final?¿Secuela?



Calificación: C+.

4 comentarios:

Sir Laguna dijo...

Pues a mi me parece una de las peores peliculas de horror que he visto en mi vida!

Y para empeorar, cameo del petardo de Marilyn Manson!

DanCreep dijo...

Se ve bien cutre y estupida mejor ni la veo, aunque Lucy sigue siendo hermosa

yakuzahorror dijo...

Lo mejor es ver a Lucy con el glam y la sensualidad que una vapireza supone tener.
Por el resto... es bastante floja. Podrian haberse esforzado un poco mas... pero parece que dejaron los esfuerzos para una segunda parte, no? Habra que ver quien se anima a retomar la posta.

Saludos!

Almas Oscuras dijo...

Nunca me acerqué a ella porque escuché comentarios nefastos sobre la película. Quizás le dé una oportunidad...

saludos