sábado, 4 de abril de 2009

Harry Potter y la Piedra Filosofal

Año: 2001.
Género: Aventuras.
País: Estados Unidos - Inglaterra.
Duración: 152 minutos.
Dirección: Chris Columbus.
Intérpretes: Daniel Radcliffe, Emma Watson, Rupert Grint, Richard Harris, Maggie Smith, Robbie Coltrane, Alan Rickman, Warwick Davis.

"Harry Potter ha pasado sus primeros diez años de vida viviendo bajo las escaleras en casa de su tía Petunia y su tío Vernon, quienes generalmente no le muestran especial aprecio. Un buen día, un gigante llamado Hagrid, le hace una visita con una invitación para estudiar en la escuela de Magia y Hechicería de Hogwarts, aduciendo que el joven es un mago desde su nacimiento, y que el mundo mágico reclama su lugar."

Increíblemente, 'Harry Potter y la Piedra Filosofal' es una magnífica adaptación del libro homónimo, como nunca antes se había hecho, llena de magia, color y aventuras. Difícilmente pasa desapercibida tanto por chicos como por adultos, ya que su magia llega aún más allá de la pantalla.

Antes de la conmoción y el revuelo que causaron los libros de la fascinante autora J.K. Rowling, pocas películas han cautivado a tantos espectadores para llevarlos de paseo en un inmenso mundo mágico; algunos ejemplos de ello son el clásico 'El mago de Oz' o la excelente 'Laberinto'. Muy pocos estaban atentos para la llegada del pequeño mago a la pantalla grande, y es por eso que el bombazo que causó tomó por sorpresa al público.
Partiendo de la base de la historia, Harry Potter (Daniel Radcliffe) es un huérfano cuya vida es miserable y monótona, condición que sus tíos no favorecen en nada. Valiendo la redundancia, como por arte de magia y repentinamente, Harry se ve inmerso en un mundo mágico inesperado, en donde conocerá a muchas personas, tendrá nuevos amigos, difíciles retos y por sobre todas las cosas, enfrentará el Destino que desde bebé le ha sido forjado.
Entremedio de la trama fantástica se choca un misterio a resolver, como en las típicas novelas e misterio, que realmente eleva la sencación de estar presenciando un verdadero espectáculo fílmico que lo tiene todo.

Para aquellos que han leído el (los) libro (s) y haya tenido una idea previa del mundo creado por Rowling, la sorpresa inicial no va a ser menor en comparación para los que se ven inmersos en este ambiente por primera vez; todo lo que uno se imaginó en su mente se recrea con total perfección, en donde ningún detalle es dejado al azar y la adaptación es increíble.
El castillo de Hogwarts, el callejón Diagon, el Bosque Prohibido, y varias locaciones más están construídas con tanto detallismo que casi parecería surrealista, sin pecar de exhaustivo.
El diseño de vestuario, la fotografía, los decorados, los escenarios, todo, absolutamente todo esta estilizado hasta el más mínimo detalle para recrear el mundo mágico.

Asimismo, la película no sería nada sin sus actuaciones, ya la condición especial de la autora para con las películas de contratar solamente a actores ingleses es brillante, ya que todos le dan un toque de realze a la ficcionalidad mágica; el joven trío de actores protagonistas (Daniel Radcliffe, Emma Watson y Rupert Grint) fueron elegidos mediante un extenso casting, y sencillamente no se los puede imaginar fuera de sus personajes de Harry, Hermione y Ron. Ellos tres hacen un trabajo muy convincente, y con el paso del tiempo demostraron que sus papeles se afianzaron y no fueron elegidos al divino botón.
El reparto adulto se caracteriza por incorporar grandes estrellas inglesas, como el ya fallecido Richard Harris como el profesor Dumbledore, Maggie Smith (Profesora McGonagall), Alan Rickman (Profesor Snape), Robbie Coltrane (Hagrid), Fiona Shaw, Richard Griffiths, John Hurt y muchos otros. Todos son excelentes en sus momentos, y de a poco las incorporaciones al reparto son más y más sorprendentes cada día.

El director Chris Columbus ('Mi pobre angelito 1 y 2', ' El hombre bicentenario') realiza un estupendo trabajo, en donde derrocha imaginación y los efectos no son para nada gratuitos sino que corresponden con gran fidelidad a la trama. Se nota tremendamente la pasión que le indujo al film, ya que prácticamente no posee altibajos, y eso que son dos horas y medias de metraje; pero a tomarlas con tranquilidad, ya que se pasan volando 'mágicamente'...

'Harry Potter y la Piedra filosofal' es un inmenso combo de magia, fantasía y aventura para todas las edades, que difícilmente deje a alguien insatisfecho. Con tamaña producción detrás, ¿quién puede resistirse a los encantos del joven Potter?



Calificación: A-.