sábado, 3 de enero de 2009

Crepúsculo

Año: 2008.
Género: Drama romántico.
País: Estados Unidos.
Duración: 122 minutos.
Dirección: Catherine Hardwicke.
Intérpretes: Kristen Stewart, Robert Pattinson,Kellan Lutz, Taylor Lautner, Nikki Reed, Peter Facinelli, Elizabeth Reaser, Jackson Rathbone, Ashley Greene, Cam Gigandet.

"Bella Swan siempre ha sido una chica de las que llaman “distintas”, bastante reacia a seguirle el tren a sus compañeras “trendy” de la secundaria de Phoenix. Cuando su madre se vuelve a casar y envía a Bella a vivir con su padre en la pequeña y humeda Forks, en Washington, sus eventuales expectativas de que le pase algo interesante en la vida se reducen todavía más. Hasta que Bella conoce al misterioso Edward Cullen, un joven tan extraño como increíblemente hermoso y, como Bella, completamente diferente a todos. Dotado de una penetrante mirada, y de una inteligencia fuera de lo común, Edward parece capaz de percibir los secretos del corazón de Bella como nadie. Muy pronto, ambos jóvenes se ven envueltos en un romance tan apasionado como heterodoxo. Edward, además, tiene cualidades físicas insólitas: puede correr como el rayo y parar la marcha a toda velocidad de un auto con sus propias manos; y, lo más increíble de todo, ha nacido en 1918 y no envejece. Porque Edward es un vampiro. Y, vomo todo vampiro, es inmortal."


En general resultó que "Crepúsculo" fue una interesante y sencilla adaptación del libro, que deja más que satisfecho a los fanáticos de la saga, y que al menos es atractiva para aquellos que no han sabido nada de la saga, contrario a todos aquellos que defenestran totalmente a la película.

La historia ya de por sí era difícil de adaptar, porque todo el libro es en primera persona desde el punto de vista de Bella, y al transladarse al cine ese toque se perdió, y por más que intenten poner fragmentos de narración de la protagonista cuando se acuerdan (y por más que estos sean buenos) no son muy eficaces.
Pero gana en eficacia cuando se mete de lleno en la trama, que resulta muy entretenida, y además integra casi desde el principio la amenaza que se cierne sobre ellos de otro clan vampiro, que sucede al final el libro. Ese detalle creo que estuvo bastante bueno. La trama sigue a rajatabla el libro, y escenas como el partido de baseball y la batalla final están muy logradas y son tremendamente efectivas, aunque algo corta esta última. Creo que se dejaron muy pocas cosas en el tintero, además de incluir una curiosa escena al final para dejar ligados potenciales espectadores con la próxima entrega, si son primerizos en esta saga claro está.

Sigamos al punto que interesa a todos, la pareja protagónica. Kristen Stewart ("La habitación del pánico") está soberbia en su papel de Bella, ELLA ES BELLA, y no puedo imaginarme a otra actriz en su lugar; esta chica va a llegar lejos además de hacerse hiperfamosa (si no lo era todavía) con esta saga. Robert Pattinson ("Harry Potter") divide aguas: por un lado su elección es tremendamente acertada, ya que la potente química que tiene con su coprotagonista es innegable, pero realmente debieron vigilar más la dirección del actor, ya que cada dos por tres entrega unas muecas terribles que causan gracia cuando no deberían. Incluso patéticas diría.

Los secundarios están bien compuestos, tanto la familia de chupasangres "vegetarianos" ( Peter Facinelli, Elizabeth Reaser, Nikki Reed, Ashlet Greene y Kellan Lutz) se complementan bastante bien, así como los otros vampiros (Edi Gathegi y Rachelle Lefevre), que realizan un buen trabajo.
Los humanos están muy bien caracterizados, desde el excelente padre de Bella, Charlie Swan (Billy Burke) hasta los compañeros de Bella en la secundaria, completamente alejados del típico esterotipo americano. La autora también ligó un pequeño papel, que las fanáticas festejaron y a mi me alegró saber que al menos sabían quien era la señora que las desvela con sus historias...
Ahora lo peor fueron las actuaciones de tres personajes en particular, dos que si no mejoran irán de mal en peor: el rastreador James (Cam Gigandet) da lástima con algunas caras, y risa con otras, pero como no vuelve en otras películas queda excento de mejoría; el chico de raíces indígenas Jacob Black (Taylor Lautner) dio pena, y mejor que le consigan un mejor look para las próximas (tiene un papel importante en las secuelas) porque así no va ni para adelante ni para atrás. El peor del grupo se lo lleva Jasper Hale (Jackson Rathbone) que necesita por favor más atención en su personaje: apenas dos líneas y unas caras de espanto en cada escena que dan pavor, pero no de miedo, sino de que parece que le va a dar un ataque de un momento para otro. Y no sirve que den una explicación mínima acerca de su condición, no sirve.

Eso me lleva al otro punto, los efectos especiales. Dentro de todo bastante ligeros y bien realizados, por ejemplo la agilidad de los vampiros está bien reflejada sobre todo en la tremenda escena del juego en la tormenta, la comentada escena de Edward al sol no sorprendió tanto (esperaba más) y de paso comento que el maquillaje en los hombres se fue de la raya, y parecen zombies en vez de vampiros.
Punto aparte merece ser resaltada la banda de sonido de toda la película, tanto soundtrack como score, que aportan y le dan mucho peso a la historia, el mismo peso que la autora recabó para escribir sus libros acompañada por música.

La directora Catherine Hardwicke ( "A los trece") comprendió un gran trabajo, y hace de su película un disfrute tanto visual como cinematográfico; no es la octava maravilla del mundo, pero sus locaciones y fotografía son verdaderamente asombrosas (captan lo mejor de el ficticio Forks y lo vuelven realidad) y valen la pena comentarlos.
Sabe como manejar una camada de actores jóvenes, y le resultó bastante bien la jugada. Una lástima que no vuelva para la próxima (el director de "Luna Nueva" será Chris Weitz, de "La brújula dorada"), pero esperemos su retorno en las otras siguientes.


"Crepúsculo" globalmente resultó una convincente adaptación de la novela, que satisface a la vez que muestra inconvenientes a la hora de algunas actuaciones, o al apresuramiento radical de la trama por momentos. Si esperamos que la otras películas sean iguales, toda la saga resultará un bonito ejemplo de buenas, que no perfectas, adaptaciones.
Pero sin ninguna duda, hay que dejar de comparar a Harry Potter con Crepúsculo, simplemente son dos cosas distintas, y una muy superior a la otra...


Calificación: B+.

2 comentarios:

---Migui--- dijo...

Uffff...siento no estar de acuerdo. Ha sido la peor pelicula que he visto en mi vida. Sin argumento, malos efectos, y no me gusto nada la direccion... No queria verla, pero una amiga nos convencio, y fue lo que esperaba...un rollo! Un saludo!

Oscar Torrado dijo...

Y yo que no me he terminado el libro.....