martes, 11 de noviembre de 2008

007: Quantum of Solace

Año: 2008.
Género: Acción.
País: Inglaterra - Estados Unidos
Duración: 105 minutos.
Dirección: Marc Forster.
Intérpretes: Daniel Craig, Olga Kurylenko, Mathieu Amalric, Judi Dench, Gemma Arterton, Giancarlo Giannini.

"Comenzando justo una hora después del final de Casino Royale, el Ssñor White es sometido a un interrogatorio, conducido por el Agente 007 y M, cuyo resultado constituye una prueba fehaciente de que todo mundo es sospechoso y que hay una misteriosa organización vigilando desde las sombras. Compelido por la traición de Vesper, la mujer que solía amar, Bond decide rastrear la mente maestra que se encuentra detrás de la organización de White. Este seguimiento lo lleva a Haití, en donde se alía inesperadamente con Camille, una hermosa y pendenciera desconocida, que lo conduce rápidamente a Dominic Greene. Sin embargo, tanto el gobierno británico como la CIA trabajan en contra suya, así que Bond debe dar muerte o ser asesinado en una misión consistente en descubrir la verdad y destruir (y averiguar a su vez) a la organización Quantum."

Sinceramente, Bond era el de antes. Ese agente al servicio de su Majestad que se enfrentaba a villanos estrambóticos con ambiciones conquistadoras a nivel mundial, que seducía mujeres con sólo mirarlas, ese Bond se ha ido. Y qué mejor que celebrar la defunción de un personaje tan adorado y admirado por tantos seguidores, o en cualquier caso, cualquiera que se precie de conocer al personaje, que reinventarlo con "Casino Royale" y luego con esta continuación, "Quantum of Solace".

Luego del festín de acción y suspenso que contuvo la anterior, que a pesar de todo concluyó en una buena película pochoclera, "Quantum.." sigue el mismo camino, pero perdiendo en el trayecto las cualidades que se había ganado previamente.
La historia es relativamente interesante y mínimanente se mantiene la intriga correctamente; el tema relativo a esta organización que parece tener gente en todas partes suena prometedor pero al fin y al cabo uno se queda con las manos vacías si espera saber de una vez por todas toda la verdad, no sin antes descubrir algunos propósitos de esta corporación. En ese sentido vamos bien, lo que no encaja totalmente es las lagunas que se crean en la trama, comenzando con un promisorio inicio a todo trapo, para disminuir la velocidad y arrancar nuevamente transpirando adrenalina, y así se pasa todo el metraje. Es como si lo hicieran para que uno no se duerma en el camino...
Las comparaciones con Jason Bourne no son odiosas, para nada; la intención de traer a un Bond más invencible que nunca, ágil, y tremendo en todo sentido no hace más que propiciar esta clase de comparaciones, de las cuales Jason Bourne sale victorioso.
Y si hay algo que no le falta a esta película son escenas de persecución, disparos y explosiones, que me dejaron anonadado y alegre de que al menos tenga un punto más a destacar. Estas escenas sinceramente, y junto con su impactante final en un hotel en el medio del desierto, se roban la película.

El papel de Daniel Craig en la piel de Bond no parece haber obtenido ningún avance, ya que luce aún más frío que en su previa aventura. No sé si es lo que quisieron expresar los escritores realmente, pero el tiro les salió por la culata. Aún así, Daniel Craig es el Bond más dinámico y se nota (que no el mejor). Judy Dench está soberbia nuevamente en su papel de M, quizás uno de los únicos puntos resaltables de la transición a la nueva era del agente 007.
Por el lado de las incorporaciones, la agente Fields de Gemma Arterton fue desperdiciada totalmente, ya que tiene muy pocas escenas y no hay un gran desarrollo de personaje, una lástima porque esta actriz merecía un poco más. El villano Dominic Greene (Mathieu Amalric, "La escafandra y la mariposa") tiene momentos y momentos: por poco me descalabro de la risa al ver una de sus expresiones, de un asombro absoluto y poco normal en un villano. La que realmente descolla en su papel es esta ucraniana hermosa, Olga Kurylenko, que con su Camille hace maravillas tanto en escenas de acción como fuera de ellas. Como chica Bond salí fascinado con ella.

El director Marc Forster ("Finding Neverland", "Stay" y "Monster´s Ball) realizó un impecable trabajo, ya que dotó a la película con un toque que la diferencia sutilmente de "Casino Royale". Las locaciones son increíbles, y se nota los cuidados escenarios por donde Bond recorre sus andanzas.
Sin esperar demasiado de esta saga, salí angustiado por ver nuevamente a este Bond que desconozco todavía, pero admirando ciertos personajes y su cuidado diseño de producción que aportaron grandes momentos de acción realmente impactantes.
Fanáticos del cine pochoclero, no se la pierdan. A los verdaderos fans, de la saga les advierto que no se adentren en la blasfemia que les puede parecer esta película, sin ofensas.


Calificación: B-.

3 comentarios:

Sir Laguna dijo...

Yo soy un fan del Bond clasico, el de Connery y Moore, pero agradezco al cielo la "reinvención" que se ha llevado a cabo con las ultimas dos peliculas, porque las tramas de las pelis con Brosnan (exceptuando la genial GoldenEye) se pasan de ridiculas y caricaturescas.

Este Bond mas realista y mas sucio me ha agradado bastante y Quantum of Solace me gusto muchisimo en un estilo "Die Hard", pero me quedo con Casino Royales... y mas que con esa, con las primeras de Roger Moore.

Oscar Torrado dijo...

La verdad, me quedo con Casino Royale, vi Quantum of Solace este fin de semana y no lleno mis expectativas, aunque ya me lo sospechaba, ya que el trailer no causó en mi esa impresión que si hizo CR. En QS parece que hubiesen dejado a un lado la historia y la intriga y pasaron de lleno a la acción, por cierto, muy buenas secuencias de acción.

Para mi: 7.0/10

Saludos!!!

---Migui--- dijo...

Um, estoy deseando verla porque me encanto Casino Royale, pero en España hay que esperar hasta el 21 de noviembre... Saludos!

PD: Soy de Madrid, pero hace un par de semanas pase el fin de semana en Barcelona y vi el edificio donde se grabo [REC], jeje.