miércoles, 23 de julio de 2008

El juego del miedo IV (Saw IV)

Año: 2007.
Género: Horror.
País: Estados Unidos.
Duración: 92 minutos.
Dirección: Darren Lynn Bousman.
Intérpretes:
Tobin Bell, Lyriq Bent, Costas Mandylor, Scott Patterson, Betsy Rusell, Donnie Walhberg, Athena Karkanis.
"Jigsaw y su aprendiz Amanda están muertos.
Ante la noticia del asesinato de la Detective Kerry (Dina Meyer), dos avezados criminólogos del FBI, el Agente Strahm (Scott Patterson) y la Agente Perez (Athena Karkanis), llegan a la devastada jurisdicción y ayudan al veterano Detective Hoffman (Costas Mandylor) a examinar el último juego de víctimas de Jigsaw y a armar el rompecabezas. Sin embargo, cuando Rigg, el Comandante SWAT y último de los oficiales aún no alcanzados por Jigsaw (Tobin Bell), es súbitamente abducido y lanzado al horrendo juego de este demente, el oficial sólo cuenta con noventa minutos para superar una serie de trampas interconectadas… o bien enfrentar sus mortales consecuencias."


Como cada año, y desde 2004 tenemos una entrega nueva, el 2007 no podía estar completo sin una nueva visita de Jigsaw.
Es una trampa, rezaba el poster. Y no se confundía. "El juego del miedo IV" es un juego morboso a lo largo de sus 90 minutos (la de menor duración en la saga), pero que sigue apostando por el gore aderezado con una buena historia.


De por sí era difícil hacer una continuación teniendo en cuenta el increíble final de la anterior, pero los nuevos guionistas, Marcus Dunstan y Patrick Melton suplantando al brillante Leigh Whannell, han dado en el punto justo, entregando una historia y guión impresionantes, nuevos personajes y viejos conocidos, y una mortal vuelta de tuerca conectada a la anterior entrega, por lo que es una obligación tener la tercera fresca en la memoria.
Los primeros minutos antes del título son demasiado morbosos para ser ciertos, así como entre los mejores de la película. Una vez que hayas podido asimilar este impactante comienzo tenemos a la víctima principal de un nuevo juego, el ya conocido SWAT Rigg, que en 90 minutos deberá atravesar media ciudad para superar su juego o enfrentar severas consecuencias; así mismo tenemos a los agentes del FBI que han venido para resolver el desorden que ha dejado Jigsaw en su reposo final.
Nuevamente tenemos las todopoderosas trampas, esta vez más truculentas que nunca; los juegos cada vez se ponen más sangrientos y macabros, y me cuesta imaginar cuan brutales serán las que siguen.
Y esta saga no sería nada sin las atracciones principales, que son Jigsaw y el final sorpresa, firma especial de la serie. Esta vez Jigsaw se ve retratado en flashbacks contados por su ex mujer Jill, que nos sumergirá en su triste historia personal, y el origen del maníatico "Jigsaw".
Una vez llegados al clímax final de ¡10! minutos nos entrega una vuelta de tuerca confusa, pero tan sorpresiva que te deja pensando después de que los créditos comiencen.


Nuevos personajes han sido presentados en esa entrega: la ex esposa de John (Betsy Russell) hace una magnífica interpretación entre espeluznante y comprensiva, espero con ansias verla en la próxima; el agente Strahm (Scott Patterson) luce algo cansado y no entregó todo su potencial, podría haber funcionado mejor, y su compañera la agente Perez (Athena Karkanis) está correcta.
Los viejos conocidos como Rigg (Lyriq Bent) en el rol principal esta genial adecuándose bastante, y Hoffman (Costas Mandylor) acompaña bastante bien. Cuidado con estos dos actores que pueden volverse famosos.
Pero quien destaca nuevamente es el ya legendario John Kramer, al que Tobin Bell le aporta una nueva capa (más comprensiva) de actitud y profundidad a su personaje Jigsaw, lo hace mucho más humano. Me saco el sobrero ante este actorazo.


Darren Lynn Bousman, quien ya dirigió las anteriores secuelas vuelve por más en su ¿última? dirección la saga, y demuestra que es un director a tener en cuenta con esta saga y con la inminente "Repo!, the Genetic Opera". Acá su trabajo se nota intensificado y sobrio, aunque han vuelto esa tomas rápidas de un lado hacia el otro que molestaban un poco en la 2, pero esta vez con más coherencia que nunca. También hay que destaca un gran trabajo de producción (hecho por David Hackl, próximo director de " Saw 5") y de brillante edición (Kevin Greutert, director de "Saw 6")


"El juego del miedo IV" es una buena continuación en la saga; y siendo que cuartas partes buenas sólo se pueden contar con una mano (y ni siquiera, creo), sale bien parada y nos prepara para la quinta entrega el próximo Octubre.


Calificación: B

2 comentarios:

Oscar Torrado dijo...

La película que se destruyó la saga....

FACU dijo...

Para mi es una excelente peli que marca para siempre el rumbo de la historia de esta saga. Mis dudas acerca de la misma era como iba a quedar el personaje de Jigsaw despues de su muerte en esta peli, sin embargo Bousman hizo un trabajo barbaro y por medio de flashbacks bastantes interesantes hizo, una vez mas, que el personaje de Tobin Bell sea la verdadera estrella de la peli.

Ademas, de alguna que otra forma, se le da una explicacion "logica" al por que Jigsaw se convirtio en el asesino serial mas interesante de la historia del cine. Para mi es un pedazo de peliculon!!!!

Excelente manera de decir adios a la saga por parte de Bousman. Esperemos que los nuevos responsables la lleven por el mismo camino ;)

Abrazo Luck!!!!