martes, 15 de julio de 2008

El juego del miedo III (Saw III)

Año: 2006.
Género: Horror.
País: Estados Unidos.
Duración: 108 minutos.
Dirección: Darren Lynn Bousman.
Intérpretes: Tobin Bell, Shawnee Smith, Angus Macfayden, Bahar Soomekh, Dina Meyer.

"Jigsaw ha desaparecido. Con su nueva aprendiz Amanda aterrorizando a la comunidad y desorientando a la policía, todos buscan a la desaparecida doctora Lynn Denlon, que no sabe que será una pieza más en este nuevo del juego mortal. Lynn será llevada a un edificio abandonado en el cual se encontrará con Jigsaw, al borde la muerte. Lynn tiene la orden, si quiere sobrevivir, de procurar que Jigsaw sobreviva, así como ocuparse de Jeff , otra de sus víctimas, hasta que complete otro juego mortal. Lynn y Jeff lucharán contra el tiempo que le queda a Jigsaw y serán testigos del auténtico terror: El juego comienza de nuevo."

En 2006, en pleno verano se estrenó "El juego del miedo 2". A finales del mismo año en Argentina ya teníamos una segunda oportunidad de disfrutar con las andanzas del nuevo icono de terror, Jigsaw.

Ya desde la primera escena se sabe que vamos a sufrir y mucho, arrancando prácticamente donde se quedó la anterior, en una escena muy cruda que hará que más de uno se de vuelta. Y eso no es nada, los primeros 20 minutos de la película son lo de más sangrientos, y fácilmente la "trampa del Ángel" es la mejor diseñada de la serie, junto con la de Amanda en la primera.
Después de este impactante prólogo, se nos da un vistazo de los personajes principales en esta entrega, Lynn y Jeff, cuyas vidas miserables harán que queden atrapados en otro juego mortal.
Y es hasta que aparece el moribundo Jigsaw y su aprendiz Amanda que el terreno psicológico no hace su entrada triunfal, y a lo largo del metraje hasta su final no aplaca en ningún momento, no hay con que darle a toda la tensión que se construye.
Uno de los momentos más logrados y que de verdad alabo de esta entrega es ese flashback en donde vemos como Jigsaw prepara el baño subterráneo en la primera; simplemente genial en su puesta y musicalización. Las trampas nuevamente están bien logradas, algunas mejores que otras y tienen una gran carga psicológica ya que no está en las víctimas su salida sino recae que otra persona tome la decisión de salvarlos.


Y como si fuera todo esto poco, no hay que olvidarse de uno de los sellos personales de la saga: ese final impactante e inesperado. Esta vez como en la anterior hay dos giros, uno que es muy importante a la trama y que se viene desarrollando de a poco desde la primera, y luego otro más, que tiene un peso importante tanto en su resolución como en el estruendo que causa. Los productores lo debieron haber pensado mucho ya que es algo difícil de digerir. Por supuesto ya estaba arreglada una continuación para 2007, y creo que este fue una muy digna manera de cerrar esta trilogía brillante. Leigh Whannell se despidió de la saga de una manera contundente,artera.



Una de las cosas más destacables es el crecimiento actoral; Tobin Bell se luce nuevamente como el moribundo Jigsaw, aunque está opacado ligeramente por su aprendiz Amanda, interpretada por Shawnee Smith, que está tremenda, genial y soberbia, tuvo un increíble avance interpretativo y creo que construyó un personaje memorable junto a John Kramer (la vez que ayuda a Jigsaw en la prueba de la primera película, impagable esa caracterización al borde de los nervios, toda transpirada; Shawnee, me inclino ante vos). Angus MacFadyen (Jeff) y Bahar Soomekh (Lynn) juegan sus papeles correctamente, y lucen muy impactados por su situación. Mención especial para Dina Meyer, cuyo personaje (la detective Kerry) ha crecido desde la primera aparición y tiene una escena clave en esta entrega; una lástima no volver a verla hasta la cuarta (snif,snif). Su parte es brillante y muy bien actuada. Lyriq Bent (Rigg) coopera en esta como en la anterior, y nada preveía su mayor role en la cuarta.
El director, nuevamente Darren Bousman esta vez se amigó con esos planos rápidos y consecutivos que ahora tienen un orden no tan confuso, llevando a esta entrega a un nivel que con la anterior no había llegado (la práctica hace al maestro debe ser); con "El juego del miedo III" hace su mejor película hasta la fecha.
Tanto su equipo de producción como el de edición hicieron un gran trabajo en las retorcidas trampas y en la cuidada edición (Kevin Greutert, director de la próxima "Saw VI") demuestra su profesionalismo a la orden de tamaño desafío.



"El juego del miedo III" es hasta ahora la más lograda de las secuelas, con un muy buen desempeño actoral, una perfecta historia y un broche final sorprendente.



Calificación: A-

1 comentario:

Oscar Torrado dijo...

Mi película favorita en toda la saga y con un digno final, despues de estas las que vienen son puras.... ya sabes....

Saludos!!!